Estudio dice que jugar videojuegos a temprana edad mejora el funcionamiento del cerebro en etapa adulta

Mejoras en la memoria, mayor entendimiento de espacio y otras habilidades fueron encontradas en los videojugadores

El sitio de estudios ciéntificos Frontiers in Human Neurosciencepublicó los resultados de una investigación de la Facultad de Ciencia de la Salud en la Universidad Oberta de Cataluña. En este señalaron, a grandes rasgos, que jugar videojuegos a temprana edad mejoraría el funcionamiento del cerebro cuando la persona llega a su etapa adulta.

El estudio en su primera etapa tuvo como primera finalidad demostrar que la estimulación magnética intracraneal, mezclada con jugar videojuegos, podría arrojar mejoras en el desempeño del cerebro. Proceso que no tuvo éxito donde señalaron en la conclusión que "(...) nuestros resultados no apoyaron esta hipótesis, mostrando una ausencia de efectos combinados sobre el rendimiento cognitivo."

Sin embargo si se demostró que jugar videojuegos produce una mejora cognitiva en la memoria, entendimiento del espacio tridimensional y tiempo de respuesta. Lo más sorprendente de todo es que, aquellos sujetos de estudio que tuvieron acceso a videojuegos a temprana edad traspasaron estos mismos resultados hacia la adultez.

La investigación comparó adultos que jugaron videojuegos cuando pequeños contra otros que no. A estos se les grabó resultados sobre su habilidad cognitiva en base a jugar Super Mario 64, 1.5 horas al día y durante 10 días. Luego de este período se volvió a medir su habilidad cognitiva. 15 días después se les midió nuevamente este parámetro pero sin someterlos a videojuegos.

Al principio los resultados demostraron  que aquellos que no habían jugado tuvieron un bajo resultado en el test de habilidades cognitivas, en contraste a quienes si habían tomado un videojuego con anterioridad. Pero luego de poner a los sujetos de pruba bajo el régimen de jugar durante 10 días, los que jamás habían jugado vieron un aumento en sus habilidades casi a la par de aquellos que si eran gamers desde pequeños. Lo que sí es que el grupo que jugó a temprana edad portó estas habilidades a una etapa más adulta.

Sí bien aun persiste la interrogante si es que jugar en etapa adulta puede perpetuar o aumentar estos efectos, los resultados de este estudio sin duda arrojaron un positivo respaldo sobre la inclusión temprana y sana de los videojuegos en los menores de edad: "A pesar de no lograr los efectos deseados de la estimulación, nuestros resultados, aunque exploratorios, brindan información valiosa sobre las limitaciones de estimular cerebros sanos y los posibles efectos beneficiosos de la exposición a los videojuegos."

Cargando...

cargando