Jugar Pokémon en la infancia pudo haber reconfigurado tu cerebro

Descubrieron que hay una nueva región en el cerebro que se formó jugando este videojuego.

Un estudio de la Universidad de Stanford ha descubierto que las personas que jugaban Pokémon cuando eran niños en los años noventa, han desarrollado un conjunto único de células cerebrales dedicadas a reconocer las diferentes especies de Pokémon.

La investigación fue publicada en el diario científico de Nature y describe los resultados de un experimento realizados a personas que jugaron mucho Pokémon en la infancia entre 1995 a 1998 que compara los cerebros con las personas que nunca lo jugaron. 

Reclutaron a 11 expertos en Pokémon para su experimento (media de edad de 29,5 años), junto con 11 personas que nunca habían jugado al juego para comparar. El experimento consistía en mostrar a las personas imágenes de rostros, animales, caricaturas, cuerpos, palabras, autos, pasillos y Pokémon. Los que jugaron Pokémon respondieron con más fuerza a las imágenes de los personajes de Pokémon que el grupo que no jugaba.

Cuando analizaron los datos, descubrieron que había una nueva región del cerebro que se formó en los sujetos, dedicada al reconocimiento de los personajes de la popular franquicia, cada vez que veían una imagen esta región de sus cerebros se  encendía. Esto significa que la información está guardada en la misma parte del cerebro entre todos (o al menos la mayoría) quienes habían tenido una experiencia similar. 

"Los investigadores atribuyen esto en parte a la consistencia con la que las personas de esa edad estaban jugando Pokémon en ese momento, con el Game Boy siendo muy pequeño y a una distancia muy corta de sus rostros", señala en IGN.

Jesse Gomez, investigador del proyecto dijo que "debido a que los Pokémon son muy pequeños y se ven con nuestra visión central la mayor parte del tiempo, ocupan una pequeña porción en la retina central cuando los estamos mirando".

"Las caras son un poco más grandes, por lo que ocupan una porción un poco más grande de la retina central. Las escenas, mientras navegamos a través de ellas, son muy grandes y se extienden hasta nuestra visión periférica". explicó Gomez.

Este descubrimiento propone que: "la misma manera en que observas estímulos visuales, como un Pokémon o palabras, determina el por qué tu cerebro está organizado de la manera en que lo está. Esto es útil para el futuro ya que puede sugerir que deficiencias visuales como la Dislexia o ceguera de rostros pueden resultar simplemente de la manera en que observas estímulos, así que es una avenida futura prometedora".

Quizás existan otros videojuegos que también tengan el mismo efecto que Pokémon en nuestro cerebro, pero eso requerirá más investigaciones. Por otra parte, mañana se estrena en nuestro país Detective Pikachu y muy pronto podrás leer su reseña aquí. 

Fuente: IGN LATAM / Arstechnica

 

Cargando...

cargando