"My next life as a villainess: All routes lead To doom!" y "Kaguya-Sama: Love is War", dos animes de comedia para ver en cuarentena

Ambas series se encuentran en emisión, la primera se acaba de estrenar y la segunda llega con nueva temporada.

Hay nuevos animes que se estrenaron a inicios de abril que tuvieron que pausar su emisión por causa del coronavirus, que impidió que los estudios de animación pudieran seguir trabajando en ellas. Sin embargo, aún hay series que se mantienen al aire y por el momento no han anunciado planes de abandonar la temporada hasta nuevo aviso. Así que crucemos los dedos y esperemos que estos dos animes que trataremos a continuación sigan estrenando nuevos capítulos todas las semanas.

Comencemos con “My next life as a villainess: All routes lead To doom!”, por lo general las series isekais suelen tener estos nombres así de largos que en una oración cuenta la trama entera de la serie, y en este caso no es la excepción. Tienen la particularidad que el protagonista siempre muere en un trágico accidente o viaja de manera misteriosa a un mundo paralelo  donde ocurren cosas que siempre anheló, aquí es lo mismo, nada irrelevante hasta ahora que revolucione el género. Pero si has tenido alguna vez la oportunidad de jugar un juego “otome”, este anime te hará recordar lo difícil que es elegir una ruta.

La historia gira en torno a Katarina Claes, una niña rica y consentida que un día tiene un accidente donde se golpea la cabeza y recupera las memorias de su vida pasada. Al despertar recuerda que en su vida anterior murió apenas cuando era una adolescente, sin embargo, no es lo único que logra recordar pues su nueva vida es similar a un juego otome que jugó hace... ¡voilà! Ella ha reencarnado en el mundo de “Fortune Love” y es uno de los personajes pero no cualquiera porque es ¡la antagonista y rival de la heroina principal! Y la mayoría de las rutas del juego (posibles romances de la protagonista) la llevan al exilio o la muerte.

Tras esto Katarina decide cambiar el horrible futuro que le espera, transformará su actitud de niña malcriada y comenzará a planear su estrategia para sobrevivir al destino que le espera a la villana en la que ha sido reencarnada. Así inicia la comedia que ya lleva cuatro capítulos al aire, los suficientes como para agregarla a tu lista de “animes que debo ver”. Además, otro elemento que hace divertida la trama es que es una parodia de los juegos otomes, estos juegos de chicas donde una protagonista puede escoger entre varios chicos y vivir una historia distinta, cada una de ellas tienen diferentes finales según las opciones que se vayan eligiendo. En esta serie verás las características de estos juegos y los típicos estereotipos de personajes, pero desde la mirada de alguien que cumplía un rol un poco secundario.

No ahondaremos tanto en aspectos técnicos porque no somos expertos, pero al menos de lo que hemos visto, la animación está correcta y el diseño de los personajes también está bien logrado, en palabras bien sencillas “están muy bonitos”, para alguien que no sea tan observador. Sobre la música, el opening es Shoujo no Route wa Hitotsu Janai! una canción divertida llena de spoilers y que tiene sus escenas misteriosas que aún no tienen respuesta, mientras que el ending es “Bad End” ¿irónico, no?

 

Katarina aparte de  ganarse el corazón de los chicos y chicas de la serie, también podría ganarse el tuyo si decides verla. Los pocos capítulos que se han emitido dejan con ganas de ver más e ir a leerse las novelas de las cuales se ha basado el anime, pero que lamentablemente no se han publicado de manera oficial en español, ni siquiera el manga que ha inspirado. En cada capítulo se va descubriendo una nueva pieza del juego, lo que va haciendo más interesante la espera cada semana. Quizás no sea la mejor historia ni la que te haga pensar más o deje alguna reflexión y consejo para la vida, pero si decides darle play tendrás casi minutos de risas aseguradas hasta que termine el capítulo.

Y de los juegos otomes pasamos a la guerra de genios

Kaguya-sama wa Kokurasetai: Tensai-tachi no Ren'ai Zunosen o mejor conocida como Kaguya-Sama: Love is war, llegó con una segunda temporada recargada de humor y dosis ultra melosas. La temporada anterior nos dejó con ganas de ver más de esta pareja orgullosa, y es que 12 capítulos fueron muy pocos sobre todo cuando recién el romance se estaba despegando de las estrategias.

Si aún no has visto la primera temporada, entonces antes de continuar debemos hacer un breve resumen. Si bien al principio pareciera que es la típica historia romántica, en realidad es una guerra de ingenios que lleva las tácticas más impensadas al plano amoroso para terminar siempre con las resoluciones más ridículas. Y es que de esto trata principalmente, se generan situaciones a diario que colocan constantemente al límite la declaración de los protagonistas, generando tensión y grandes expectativas y luego se vuelca todo hacia la comedia.

La historia sigue al consejo estudiantil de la Academia Shuchiin, pero principalmente al presidente Miyuki Shirogane y a la presidenta Kaguya Shinomiya, el primero es el mejor alumno de la escuela, ella también lo es pero además es heredera de una gran conglomerado, por lo que su personalidad pareciera ser un poco fría. Ambos desde el exterior son vistos como la pareja perfecta y aunque se gustan son incapaces de confesarlo porque desean que el otro ceda primero y no demostrar debilidad, a pesar de que a veces están a punto de declararse pues el primero que lo diga, será el perdedor. Por otra parte tenemos a Chika Fujiwara, la secretaria del consejo y Yuu Ishigami, el tesorero. Son ellos quienes hacen que se generen las escenas más entretenidas porque son los polos opuestos a los protagonistas. Además existe la figura del narrador, que cuenta todo como si fuera una competencia y marca al final de cada historia quien ganó la batalla de los intelectos.

Hasta el momento la segunda temporada no ha bajado en cantidad de risas, estos pocos capítulos que se han emitido han llevado la relación de Kaguya y Shirogane a una etapa, ella sigue pasándose mil rollos y es entendible es una adolescente, y a él le ocurre lo mismo, pero ahora se conocen un poco más y puede que en estos 12 capítulos (van 3) podamos presenciar un avance más allá de los enredos y bromas que se desarrollan en cada episodio y que muy pronto presetnarán nuevos personajes, aún falta mucho para ver cómo afectará a estos dos cerebros.

Uno de los aspectos que destacaron de su primera temporada fue su música, el opening “Love Dramatic” fue interpretado por Masayuki Suzuki, una canción con tal como señala su titulo le dio el toque dramático al anime. En esta oportunidad, el mismo cantante vuelve a poner su voz para "DADDY DADDY DO!" una intro llena de detalles que no es si más que un pequeño sketch de comedia, con una música de fondo muy contagiosa.

 

Si llegaste hasta aquí y no tienes nada que ver, dale una oportunidad a estas dos series. My next life as a villainess: All routes lead To doom! estrena un nuevo capítulo cada sábado y están disponible en Crunchyroll, mientras que Kaguya-Sama: Love is war ya tiene su primera temporada completa con 12 capítulos, y la segunda también se emite los sábados, así que si les das una oportunidad perfectamente podrían transformarse en los fines de semana de comedia. Ambos pulgares para arriba para las dos series, un buen rato garantizado.

 

Cargando...

cargando