Reseña: The God of High School, el anime de pelea de la temporada

El estudio MAPPA ha sido el encargado de llevar esta historia surcoreana a la animación.

¿Te gusta ver animes de peleas que contengan grandes momentos de acción? The God of High School entra en esa categoría de preferencias y recién está comenzando a desarrollar su historia con ocho capítulos al aire, lo que aún es muy poco, cuando ya lleva 9 años de publicación a través de la plataforma coreana Naver Webtoon con la que Crunchyroll se ha asociado para apostar por los cómics coreanos (también llamados manhwa) para ser parte de sus producciones originales.

Durante la temporada pasada el servicio de streaming ya llevó su primera historia coreana al anime con Tower of God de SIU, ahora a través de MAPPA y Sola Entertainment nos presentan esta producción cargada de artes marciales clásicas y de estilos nuevos combinados con ficción que mantiene al espectador hipnotizado en cada movimiento, pero que si no eres un seguidor del género, lamentablemente, puede que sus golpes no te dejen noqueado. 

El gran torneo 

A simple vista al leer la sinopsis, ver el tráiler o primer capítulo, se nota que su autor, Yongje Park, ha tomado inspiración de otros clásicos del anime para crear la historia, como Dragon Ball y su Torneo de las Artes Marciales o Hunter X Hunter y el arco del coliseo del Cielo. Así vemos cómo la trama gira alrededor de un Torneo de lucha llamado "The God of High School" que reúne a jóvenes estudiantes de todo Corea del Sur que compiten para ver realizado su gran deseo (cualquiera puede ser cumplido ) que será concedido si logran ganar a todos los participantes. Hasta aquí nada que no se haya visto antes, pero al aparecer sus competidores es cuando de inmediato comienza la acción en la pantalla porque todos ellos dominan alguna técnica de combate. 

Tal vez la introducción de los protagonistas es demasiado rápida y no logran explicar cómo es que son invitados a participar en el torneo. El ritmo rápido de la serie no deja espacios para presentaciones y de inmediato conocemos a Jin Mo-Ri, por lo que se logra ver en sus recuerdos solo tiene a su abuelo que se ha marchado cuando apenas era un niño. También está Yu Mira, una chica que es la única heredera de un estilo de espada llamado Luz de Luna, y por último a Han Dae-Wi, que ingresa al torneo para ayudar a su mejor amigo. También están los demás luchadores que aparecen y desaparecen del ring, y los organizadores de God of High School, unos tipos que van vestidos de negros, bastantes raros y a la vez poderosos que guardan todos los secretos del torneo.

En un principio puede parecerte que toda la historia y los personajes actúan de forma acelerada, dejando poco margen a los diálogos. Y es que sus personalidades siempre generan conflictos y sin estos no existen las peleas, lo que es justamente el eje principal del anime: la acción en todo momento. Incluso en el documental de detrás de escena de The God of High School que publicó Crunchyroll, su director, Park Sunghoo, se ve muy preocupado de representar cada una de estas batallas a la perfección usando la técnica de captura de movimiento con artistas marciales reales, logrando un sorprendente trabajo al tratar de transmitir la sensación que puede provocar cada golpe al adversario al recrear una pelea completa. 

Pero no olvidemos que es un anime, y por lo tanto, no solo son puños por aquí y por allá, siempre salen a la luz los poderes sobrenaturales que ni te darás cuenta cuando alguien grite alguna frase invocadora y aparezca algo de la nada. Estos momentos a ratos pueden parecer algo insólitos, debido a que existe muy poco contexto o explicación sobre el porqué se realiza este torneo y que clase de personas participan. Sin tener mayor conocimiento sobre cómo suceden los acontecimientos en la obra original, se puede intuir los motivos por los cuales el equipo detrás del anime ha decidido no revelar de inmediato las historias de los personajes y acelerar su relación de amistad, y es por lo que te comentamos antes: han decidido privilegiar la acción y brindar un espectáculo visual con las batallas, pero a lo largo de estos últimos capítulos recién se está comenzado a desarrollar más el relato y lo que antes parecía un misterio ahora está tomando sentido.

Lo anterior es bueno y malo a la vez, pues si eres alguien que gusta de ver animes con una historias más sólidas y que te deje reflexionando cada vez que termines de ver un episodio, entonces del primer y segundo capítulo no pasarás al tercero. Pero si no eres tan exigente y solo quieres tener 24 minutos de entretención animada, aquí lo encontrarás y tal vez disfrutes descubrir cómo de a poco van saliendo los enigmas que hay detrás del torneo y el significado de estos poderes divinos que utilizan algunos personajes, quizás cuando los estés viendo aparecer por primera a vez te dejen un poco extrañado y pidiendo explicaciones. 

Una de las características que llama la atención de la animación son las narices rojas de los personajes (cómo si estuvieran resfriados), sus orejas, algunas facciones raras de algunos participantes y los ojos con pupilas de estrellas de Jin Mo-Ri. Puede que esto no agrade a todos porque la primera vez puede parecer chocante si estás acostumbrado a la animación más tradicional, pero cabe recordar que aunque esté hecho por un estudio japonés, la obra base es coreana y han decidido respetar los diseños originales del autor e incluso han mantenido el desarrollo de la trama  en Corea del Sur y los nombres de los personajes, además cuando aparece algún escrito también está en aquel idioma. Lo único japonés que encontrarás es la interpretación de los actores de voz y algunos estilos de artes marciales. 

En general la animación es atractiva y no ha defraudado, y es que el estudio MAPPA rara vez decepciona en el apartado artístico, con la ayuda de Sola Entertainment combinan el 2D tradicional y el 3DCG que a esta alturas y debido al avance de la tecnología, ya es imposible que no esté presente en los animes. La dirección de escena, el diseño, los colores, la estética, combinan en cada pelea y actitud que se reflejan en los movimientos de los personajes. 

Mientras que por el lado musical, tenemos el opening "Contradiction” interpretado por KSUKE junto a Tyler Carter,  si no estuviéramos recluidos en nuestros hogares por el coronavirus, de seguro sería el tema principal de cualquier fiesta con temática de anime. Su intro electrónica anima a cualquiera y los colores neón fluorescente es como si estuvieras dentro de una fiesta tecno. Por último, el ending es "WIN" por CIX, una banda coreana que recién debutó el año pasado. Una canción más lenta que el opening y que utiliza los mismos colores sobresalientes, se puede decir que es un cierre tranquilo que baja la adrenalina generada en cada episodio. 

Veredicto

The God of High School es una buena serie para disfrutar esta temporada y una de las más destacables en cuanto a animación. Si bien al principio su historia no parezca tan original, vale la pena seguir viendo porque te podrías sorprender y tal vez hasta quieras leer su cómic para ver cómo continúa. Pero de igual manera, tiene sus puntos criticables, como el poco tiempo que le dan a los personajes para desarrollar sus historias y la poco y nada de contexto en determinadas situaciones, aspectos que pueden cansar al público. Sin embargo, aún quedan 5 capítulos de un total de 13, y todavía pueden corregirse tal como lo ha estado empezando hacer desde el último capítulo emitido. Quizás un poco tarde para algunos. Pero para los que se quedaron, solo basta decir que las secuencias de acción prometen seguir escalando hacia nuevos niveles de lucha más grandes, y porqué no decir también, más emocionantes.

 

Cargando...

cargando