Review Divinity Original Sin II Definitive Edition

La versión definitiva incluye mejoras y nuevos elementos que lo convierten en uno de los grandes RPG del año.

Divinity Original Sin II es un videojuego RPG desarrollado por Larian Studios y publicado inicialmente para PC en 2017, pero ahora con su Definitive Edition se puede disfrutar en las consolas PlayStation 4 y Xbox One.

Rivellon es el mundo mágico donde transcurre la historia, habitado por criaturas fantásticas dentro de las cuales podemos elegir a nuestro protagonista: un hechicero de la fuente. Al cual escogeremos si queremos crear a nuestro propio héroe u optar por los personajes ya predefinidos que poseen una historia individual y que conoceremos durante el transcurso del juego.

Luego de la selección del personaje y tras pasar un breve tutorial a bordo de un barco de prisioneros, se puede al fin conocer la misión, al llegar a una isla donde el personaje es arrestado por ser el poseedor de Source (un tipo de magia), y tendrá que escapar para encontrarse con un lugar lleno de secretos, en el cual podremos interactuar con todo nuestro entorno -sean estos objetos o animales- y  tendremos que tener cuidado de las acciones que realicemos porque todas tendrán consecuencias dentro de la historia.

El videojuego al principio es un poco lento, pero a medida que exploremos el mapa y avanzamos en la historia, entendemos el destino del personaje a través de diálogos y documentos que nos llevarán a enfrentarnos a los enemigos entrando en modo de combate.

El gameplay  presenta un sistema estratégico que puede ser un poco complejo porque hay que pensar muchas tácticas para enfrentarse a los enemigos, pero si se analiza bien cada batalla y exploramos los ataques y dedicamos tiempo, podemos disfrutar de un gran momento jugándolo.

Cuando la gente dice que los videojuegos son sólo entretenimiento, pues basta escuchar la banda sonora de Divinity Original Sin II para decir que sus desarrolladores han puesto su alma al crearla. Desde el sonido que escuchas cuando ingresas al menú hasta la música instrumental que nos acompaña en las aventuras y en cada movimiento que hacemos, las melodías permanecerán con nosotros, aun cuando ya no estemos jugando.

Finalizando, para jugar Divinity Original Sin II Definitive Edition al principio hay que tener mucha paciencia, pero cuando conocemos la historia que existe detrás y nos familiarizamos con ella, descubriremos  gráficas que nos impresionarán, personajes interesantes y combates que disfrutaremos. La versión definitiva del videojuego llega traducida al castellano, por lo que si eres un amante de los RPG no tienes excusas para no jugar este increíble título que de seguro se convertirá en uno de tus favoritos.

Cargando...

cargando