Review: El Amor es un capítulo aparte

Una historia de amor vía Netflix.

Dentro del variado catálogo de producciones coreanas existentes hasta hoy en Netflix, hay uno que llamó mi atención. Con 16 capítulos "El Amor es un capítulo aparte" es una serie de drama que cualquiera puede disfrutar y que puede ser el punto de partida para aquellos que se integran al mundo de los K-Drama.

El elenco a destacar en "El Amor es un Capítulo Aparte" está compuesto por reconocidos talentos coreanos como Lee Na-young, quien interpreta a Kang Dan-I, es una de las actrices más reconocidas de su país y en este drama comparte roles con Lee Jong-Suk, quien da vida a Cha Eun-Ho (puedes verlo en La Voz de Tu amor que actualmente transmite ETC). Él también es uno de los actores más populares, pero quizás este será el último drama en que lo veremos este año, debido a que ha llegado a la edad límite (29 años) en Corea del Sur para realizar el Servicio Militar y por obligación tendrá que cumplirlo.

La vida siempre da nuevas oportunidades:

Dan–I y Eun-Ho se conocen desde pequeños, luego de que ella lo salvara de ser atropellado. Logra sobrevivir pero -obviamente- queda hospitalizada e inmóvil, mientras se rehabilita, él comienza a visitarla porque se siente culpable, ella en cambio lo ve como una oportunidad para leer, y así empieza la amistad entre los dos a través de los libros y cómics que un Eun Ho niño consigue para leer juntos. Gracias a esta joven, él conocerá el mundo de las letras y se convertirá en un gran escritor que lo llevará a fundar una editorial, pero también se enamorará y sufrirá largos años por su amor no correspondido.

Dan-I también logra sobresalir, estudió publicidad y ha tenido éxito en su empresa, pero ha sido madre y tiene que cuidar a su hija ya que no tiene quién pueda hacerlo. Coloca pausa a su vida laboral para dedicarse a su casa al 100%. Lamentablemente, su marido la engaña y hace unos malos negocios que la llevan a perder el hogar que tanto ha cuidado. Se divorcia y queda sola (a partir de este momento su hija no aparece más en la serie pues es enviada a un internado en el extranjero) y tiene que comenzar de nuevo en un mundo que ha avanzado sin ella

Así vemos a nuestra heroína enfrentándose al mundo laboral con 37 años, pero para el Corea del Sur moderno ha perdido la mitad de su vida criando a su hija y siendo una simple ama de casa. Intentando un año volver al mercado laboral con respuestas negativas y burlas, decide mentir sobre su currículum, borrando toda su experiencia y estudios, postulando al cargo de “Soporte administrativo“ (algo así como junior de la empresa) en la editorial Gyegoo de su amigo Eun-Ho. Pasa la entrevista y parece que la suerte regresa a la vida de la protagonista.

Esta historia presenta un Corea del Sur moderno, marcado por la presión social de ser exitoso en el mundo laboral y conseguir resaltar sobre el resto. Si bien este aspecto no es malo, también conlleva dejar de lado a la familia y ausentarse de su propia vida con tal de hacer todo por el bienestar de la empresa. Esto se puede ver en casi todos los miembros de la Editorial  Gyegoo, quienes posponen sus vidas para cumplir los objetivos de su compañía.

Otra crítica social que realiza este drama es lo difícil que es para la mujer, dueña de casa, salir a buscar trabajo porque para las empresas es como si nunca hubieran trabajado. La decisión de cuidar a un hijo y abandonar los estudios o trabajo, por x motivo no significa que la persona sea inferior al resto. Todos tenemos capacidades que demostrar y una pausa en la vida laboral o no tener estudios, no le da el derecho a nadie de criticar y menospreciar a las personas. Esto se ve en las múltiples entrevistas que tuvo que realizar Dan-I donde siempre le hacían misma pregunta: ¿qué hiciste durante todo este tiempo que no trabajaste?

Cada capítulo es acompañado con hermosos paisajes -cuando no están en la editorial- que nos presentan a modo de fotografías que parecieran traspasar una ciudad atmosféricamente fría y lluviosa, en algún lugar de Corea del Sur donde se desarrolla esta historia. La preocupación por los escenarios y ambientes en cada habitación o restaurante que visitan los personajes dan fe de la dedicación por parte de los realizadores. 

Mención aparte es la música, las melodías son parte de los personajes, siguen cada movimiento y emoción que sienten como si fuesen notas en una partitura. Las canciones que acompañan a Dan-I, logran transmitir los sentimientos de la protagonista que pasa del sufrimiento a la alegría cuando al fin encuentra un nuevo propósito en su vida. Los temas usados en el opening y ending de cada capítulo también me han agradado mucho, el inicio es como si estuviéramos abriendo un libro de cuento para niños donde los conceptos de amor, tiempo, amistad y comunicación dan vida a esta historia. A su vez al final de cada capítulo, leemos lo que vimos, es decir, es como un resumen del capítulo completo pero con palabras de los protagonistas.

 

Esta parece ser la típica historia de amor que se da en los K-dramas, donde un protagonista masculino aparece para salvar a la protagonista femenina. Lo es. Pero no le quitaré el mérito a Dan-I, sola consiguió todo, mientras que él estaba preocupado de cómo conquistarla, ella se esforzó en su nuevo trabajo. Eun-Ho solo cumplió con apoyarla y hacer que estuviera bien.

A veces las escenas de la serie son sobre actuadas en aspectos que tienen que ver en como se desenvuelven en lo cotidiano o con las expresiones, esas actuaciones muy exageradas hace que sea divertido verlos o quién sabe, quizás los coreanos sean realmente así porque es algo que se repite en algunos doramas que he visto.

Cada personaje, protagonista y secundarios, tienen sus momentos y hay varios subtemas dentro de sus historias que también son interesantes de explorar, pero a veces como que se olvidan de su existencia y quedan relegados a solo ser el “relleno” de la serie. También hay un misterioso escritor, que si bien es nombrado en los primeros capítulos, no sabremos hasta ya acercándonos el final porque fue mencionado, te invito a descubrirlo.

En resumen, y crítica final: El Amor es un Capitulo Aparte es un dorama con personajes a veces un poco clichés, pero que saben sobresalir y hacerte evocar alguna emoción. La pareja protagonista si bien al principio no me convencía, de a poco se fue ganando mi cariño. Hay personajes que al principio no tienen tanta relevancia en la trama, pero con el pasar de cada capítulo son necesarios para darle un toque de humor a la serie (no todo en la vida es sufrir y llorar).

Es una linda historia de amor (no esperen muchos arrumacos ni besos) que nos interna en  la vida laboral de las editoriales y como es el proceso de la creación de un libro (al menos en Corea del Sur) pero lo principal es que desea mostrarnos que las segundas oportunidades existen y que todo ocurre por algo, nunca es tarde y el tiempo dará solución a muchos de los problemas que tenemos hoy. Por mi parte me quedo con ese mensaje y me dispongo a descubrir qué nuevo dorama veré para el siguiente capítulo.

Por Javiera Concha E. 

Cargando...

cargando