Saint Young Men: un imperdible de semana santa

¿Anime religioso? ¡Hell yeah!

Por Cristóbal Matteucci

Llega Semana Santa y las películas de Jesús comienzan a aparecer en todas las pantallas de la televisión local. Otros juntan huevos de chocolate por una extraña costumbre que involucra a un conejo, en paralelo se vienen diversas celebraciones en cada familia y claro, algunos simplemente se deleitarán con un par de días libres, ya saben lo que dicen "a gustos, colores", pero si hay algo que sabemos que trasciende independiente de la celebración y tú lo conoces bien: el anime.

Siendo una novela publicada en mangas por primera vez el año 2007, Saint Onii-San (o Saint Young Men) se convirtió en uno de los mangas más vendidos en Japón. Una historia que escapa de las lolis, los narutos de colores y monstruos gigantes que luchan contra robots piloteados nos encontramos con Buda y Jesús descansando en la tierra como si fueran personas de lo más normales. Nuestras deidades se caricaturizan mucho dentro del género que podemos encontrar, para algunos es un seinen, para otros un slice-of-life, comedia y más, pero lo que sí resulta ser es una historia muy entretenida y te contaremos un par de motivos.

¿Te has preguntado cómo sería Jesús comprando en una tienda? ¿Qué pasa si se pone nervioso y está nadando? ¿Buda sabrá cocinar carne? Todas esas interrogantes y más te las responden en Saint Young Men.

 

Si leer no es lo tuyo, descuida, hay ovas y una película muy divertida, aquí nos vamos a referir a la última por qué puede ser un excelente reemplazo a El príncipe de Egipto para tu fin de semana. Con mucho humor nos encontramos con un guión que nos introduce al iluminado y al hijo de Dios, Buda quién es hermano de todos se lleva muy bien con los animales, a tal punto que lo van a visitar mientras duerme si llega a dejar su ventana abierta, casi una sátira perfecta a Blancanieves que llama animales del bosque con un silbido, solo que a Buda le llegan. Jesús por su parte, nos muestra que cuando se pone nervioso le comienzan los estigmas y le podría terminar sangrando la frente si se pone nervioso (la corona de espinas también puede aportar).

Aquí además representan muy bien ciertas cosas de la religión, como que podemos ver ciertos guiños a su actuar e historia. Jesús, un hombre perseguido por la autoridad y amigo de los más marginados termina siendo "el jefe" de unos Yakuza, ¡Dios mío! ¿Lo hubieras imaginado? Yo al menos no me habría esperado algo así. Pero esa es una de las tantas cosas que te van a dar mucha risa, al igual que sus "milagros", cuando los veas en acción (y si es que los viste y puedes recordar alguno ahora) te hará mucho sentido la próxima vez que veas un plato de comida que sea de tu agrado.

 

Buda por su parte siempre oscila entre los nervios, las risas y su mirada tranquilizante que lo salvará de más de una situación curiosa. Todo eso a tal nivel de iluminación, ya que Buda será mayoritariamente quién le ponga las llamas a las velas de Jesús, pues muy será el hijo de Dios, pero debe cuidar su comportamiento en la tierra. Tendrá también un par de personajes secundarios que lo acompañarán de cerca en sus vacaciones, y bueno, será el más cuidadoso si se topan con deidades locales, pues Japón no está exento de aquello.

Ahora, prepárate a abrir las aguas tú también, junta tú más humilde comida y acuéstate o siéntate a ver Saint Young Men.

Cargando...

cargando