Reseña - Pokémon: Detective Pikachu

Si estás en busca de una nueva aventura Pokémon, toma tu gorra, pokédex, pokebolas y dirígete al cine.

En noviembre del año pasado nos ilusionamos al ver como nuestros Pokémon favoritos serían llevados a la realidad con el primer tráiler de “Detective Pikachu”. Pensar en una película donde estas criaturas podrían convivir en este mundo y lucir extraordinariamente creíbles, jamás lo hubiésemos imaginado. Pero con el estreno del primer live-action de la franquicia, nos pondremos más exigentes con las adaptaciones de videojuegos porque lo que han hecho con esta, merece toda la admiración de los fanáticos y el público en general.

Mira el primer tráiler en el inicio de la página.

Detective Pikachu es una adaptación del videojuego del mismo nombre para Nintendo 3DS del 2016, pero no solo traslada la historia al guion, sino que también nos presenta al mundo Pokémon que tiene más de veinte años, que ha sabido mantenerse en el tiempo y conquistando nuevas generaciones.

La historia es simple: Harry Goodman, un detective de Ryme City -una ciudad donde los humanos y los Pokémon conviven en armonía- ha desaparecido sin dejar rastros. Su hijo Tim (Justice Smith), quien no tiene mucha conexión con estas criaturas, intenta averiguar qué sucedió con su padre gracias a la ayuda de un Pikachu (voz de Ryan Reynolds) parlanchín. Juntos descubrirán que existe un misterio más  grande que envuelve a esta ciudad y que pone en peligro al universo Pokémon.

Un guion con un relato para nada complejo, es lo que veremos en la mayor parte de la película. Si bien entretiene y se desenvuelve bastante bien mientras corre el reloj, cuando los conflictos principales llegan a su climax se vuelve un tanto confusa, y las acciones se resuelven de manera muy precipitada, dejando de lado algunos elementos que pudieron haberse desarrollado de manera más detallada durante la película.

Como ya mencioné, lo mejor de la película es ver a los Pokémon alrededor de la ciudad. La recreación de estas criaturas en CGI es impresionante, pareciera que de verdad pudieran existir en este planeta. Las formas de sus cuerpos, sus movimientos y la manera en que expresan sus emociones se sienten tan natural que logran sobresalir de la pantalla.  La preocupación en el equipo creativo que estuvo detrás de esta película no deja al azar ningún detalle para mostrarnos una  nueva visión del mundo Pokémon que jamás hubiéramos pensado ver fuera del videojuego.

Mención aparte merece la caracterización de Pikachu, al ser el protagonista de la cinta se roba todas las miradas desde su primera aparición. Su humor irónico transmitido con la voz de Ryan Reynolds confiere al personaje de personalidad y actitud para decirnos que él es un detective de verdad. Es genial como una criatura de aspecto tan tierno (incluso cuando está enojado es adorable) puede hacernos reír, ya sea interactuando con humanos o con otros Pokémon.

Tim Goodman, es el encargado de mostrarnos el mundo Pokémon a través de sus recuerdos y aventuras que tendrá con Pikachu, ambos hacen una buena dupla y evolucionan bien hacia el final de la cinta, es decir, a pesar de ser un mundo ficticio y que Pikachu sea una imagen perfectamente realizada en CGI, la química entre ambos personajes logran que Pikachu exista en la realidad y sea un buen actor. 

También hay otros personajes y Pokémon que destacan, como la reportera Lucy Stevens (Kathryn Newton) y su estresado Psyduck, quienes también ayudarán a los protagonistas a resolver los misterios que esconde Ryme  City.

Los más fanáticos de los videojuegos de seguro tendrán un deleite visual con esta cinta al ver recreados aspectos de esta popular franquicia en su totalidad. Desde la música usada a referencias donde nombran a ciudades como Kanto, hasta las batallas donde vemos en acción  los poderes que usan estas criaturas y bromas que realizan sobre los mismos Pokémon como Mr. Mime o Magikarp, todo esto los seguidores lo disfrutarán.

Detective Pikachu, es una película para todo público debido a que tiene situaciones de humor y drama que pueden hacer  gracia a quienes son unos Pokenovatos. Tanto niños como adultos (con almas de niños) pueden pasar un buen rato en el cine, pero hay ciertas alusiones que solo entenderán quienes más tengan información sobre los Pokémon.

En resumen es una de las mejores películas basadas en un videojuego hecha con amor para los fanáticos. Si bien es una historia que resulta previsible en cuanto a la narración de los acontecimientos, lo mejor sin dudarlo es la recreación de los Pokémon con maravillosos efectos visuales que parecieran ser reales. Dependiendo de su éxito en taquilla, quizás esta sea la apertura hacia un nuevo mundo Pokémon para seguir explorando en el cine, porque esta película te dejará con ganas de seguir viendo más de estas criaturas de bolsillo en la pantalla grande.

Por Javiera Concha E.

 

Cargando...

cargando