Reseña: Kirby Extra Epic Yarn - Deshilando el videojuego

Una nueva aventura para 3DS.

Un mundo lleno de lana, la materia prima principal que da vida a este juego de plataformas del redondo y rosado personaje, es la propuesta que nos presenta “Kirby Extra Epic Yarn” adaptación del éxito de Nintendo Wii que en MArzo se integró a la  gran gama de opciones que nos entrega la NIntendo 3DS.

Kirby al rescate del reino de los hilos

El malvado hechicero Zur-Zur transporta a Kirby hacia un mundo desconocido fabricado con materiales textiles convirtiéndolo en lana. En este extraño lugar, conoce a Hilván, el príncipe del Reino de los Hilos que ha sido dividido en siete partes. Él ayudará a su nuevo amigo a zurcir de nuevo su reino y vencer al malvado mago.

En esta entrega su habilidad característica de absorber a sus enemigos es reemplazada por el uso de un látigo con punta de estrella con el poder de transformar en ovillo a los secuaces de Zur-Zur y a los monstruos de hilo que irán apareciendo en cada etapa. Otro rasgo especial que posee Kirby lanita es que en cada fase tendrá la posibilidad de usar un gorro que lo dotará de destreza extraordinaria para utilizar una espada, un arco o hasta una bomba. También su cuerpo puede tomar formas de: coche, pesa, paracaídas, entre otras, que irás descubriendo si decides darle una oportunidad al videojuego.

El juego tiene diferentes etapas por las que Kirby tendrá que deslizarse para unir con el hilo mágico el mundo textil al cual ha sido arrastrado. Antes de coser todas las hebras, primero tiene que entrar por distintas puertas que lo transportan a dimensiones donde todo está tejido con diversas temáticas en las que está dividido el Reino de los Hilos. En cada fase se tendrá que recoger diamantes y coleccionar tres objetos especiales, pero si no logras hacerlo no importa porque basta con pasar los obstáculos y llegar a la meta para abrir otro portal. Esto podría hacer que al principio sientas que el juego es bastante fácil, pero no te confíes.

Los enemigos impedirán el camino de Kirby hacia el fin de la etapa con diversas trampas y harán que pierda los diamantes que recolecta, pero no importa perderlos solo tienes que esquivarlos y buscar una estrategia para encontrar la salida. Aunque no es obligación alcanzar puntuación máxima o coleccionar todos los objetos, igual cada etapa tiene una pequeña pizca de complejidad porque a veces encontrar el camino hacia la salida no es tan fácil, debido que cada elemento está hecho de lana y a veces crees que Kirby podrá utilízalo todo, pero no es así, son solo decoración. También, hay distintos caminos por explorar y eso puede confundirte, haciendo que pierdas tiempo en tratar de conseguir cosas que al final no son importantes, por lo que mencionamos más arriba: solo importa llegar a la meta.

El reino quedó dividido en siete partes, antes de unirlas todas, previamente hay una etapa donde hay que enfrentarse a un gran monstruo de lana. Si bien pelear junto a él no es tan complicado, lo entretenido de esto es tratar de descubrir que tiene que atrapar Kirby con su látigo para descoserlo. Tendrás que encontrar una estrategia y probar algunas que no funcionarán a la primera pero aun así querrás combatirlo.

Por otra parte, si lo tuyo son los desafíos entonces puedes jugar el “Modo Diabólico”, aquí hallarás la dificultad que no no se encuentra en el modo normal. Estas partidas si tienen un final, porque Kirby tiene que protegerse de un Diablillo que impedirá que avance y lo hará sufrir con sus técnicas para detenerlo. Tienes que cuidarte de él porque si te ataca disminuirá tus oportunidades que son representadas con una estrella de cinco puntas que si llega a desaparecer hará que pierdas la partida y tendrás que iniciarla de nuevo, o si fue muy difícil combatirlo siempre puedes pasar la etapa en modo normal.

Algo que lo diferencia de su antigua versión de Wii, es la inclusión de dos mini juegos protagonizados por dos personajes de la franquicia de Kirby: Metal Knight y el rey Dedede. En el primero verás a Metal Knight desatado con su espada, eliminando a cualquiera que pase frente  él para obtener más diamantes. Mientras que en Corre Corre Dedede, es un juego donde el rey pingüino avanza muy rápido esquivando a los adversarios que se interpongan en su camino y que le impiden conseguir diamantes en el menor tiempo posible. Al final de cada juego se recibe una puntuación, un rango, y también permite ganar accesorios para decorar la casa de Kirby. Además, al ir avanzando etapas en la historia principal, lograrás desbloquear más niveles de los mini juegos.

Otro cambio que hay en la versión para 3DS es que ha dejado de ser un juego cooperativo. El  Príncipe Hilván ha perdido protagonismo para ser un personaje secundario, su participación en el juego solo es para la narración, como asistente que da los sombreros a Kirby y cuando aparece al final de cada etapa. Quizás el cambio de pasar de un televisor a una consola portátil ha hecho que tomen la decisión de restarle importancia a este personaje de lana azul. Sin embargo, si no has jugado la versión de Wii entonces este cambio no afectará en nada la experiencia personalizada que brinda esta nueva adaptación del adorable Kirby que puedes transportar en tu 3DS.

Un mundo completamente hecho de lana en un videojuego es una idea bastante rara y poco probable de realizar. Pero fue posible. Es como si de verdad todo hubiera sido tejido a mano. Tanto los fondos, objetos y personajes están bien representados en su calidad textil, y a pesar que solo vemos el contorno rosado del cuerpo de Kirby, su forma no se pierde entre tantos elementos que componen las etapas. Esto lo convierte en un juego original en relación a las gráficas, una idea desafiante que permite que los videojuegos sigan sorprendiéndonos con mundos donde materiales y texturas tan naturales como la lana pueda ser protagonista y crear una nueva dimensión más orgánica.

Si te animas a jugarlo, ya lo puedes adquirir en las tiendas y disfruta una nueva aventura del adorable pero peligroso Kirby.

Por Javiera Concha E. 

 

Cargando...

cargando