¿Has visto a este pajarito? Oyasumi Punpun

Un oscuro manga de Asano Inio, una historia sobre madurar.

Por Anahí González

Oyasumi Punpun es un trabajo que desde su tapa y personaje principal pareciera ser un manga de comedia para niños, su exterior minimalista y colorido no permite presagiar que dentro hay un caótico mundo, de ilusiones y derrotas, que giran en torno a Onodera Punpun un joven japonés que debe enfrentarse al mundo y sobrevivir en la sociedad moderna como cualquier otro.

La línea de tiempo cronológica de este manga nos permite conocer desde muy pequeño a Punpun y crecer con él, de este modo compartir las inseguridades y fantasmas alrededor de su historia, además de conocer de cerca a sus mejores amigos y sorprendernos con los vuelcos que da la vida de cada uno. La obra de Asano, busca retratar el tortuoso camino de la madurez con la llegada del amor, todo desde la burla al cliché y un destino trágico al estilo shakespeare.

La aparición de Aiko (compuesto por los significantes amor-niño), fue un flechazo en su corazón, un amor a primera vista sin fundamento alguno, ¿Qué es lo que ama él de Aiko? probablemente el que ella permita ser amada y esto lleva al pequeño Punpun a enfrentarse a la responsabilidad de comprender cómo amar y entregar amor, lo que lo lleva a un tortuoso camino de muchos años, en donde debe descubrirse a sí mismo y adaptarse al cambiante mundo que le exige madurar, por que en efecto, es parte de su supervivencia en el caótico mundo en el que está inmerso.

Tiene algunos saltos en el tiempo, ya que lo que más importa aquí es la relación de Punpun con Aiko, su primer amor y cómo ambos se separan y reencuentran, afectando uno en la vida del otro como una novela romántica que les dice que el destino los quiere juntos, pero no, es una historia cruda, que corta las alas de las ilusiones infantiles con cada tomo y que lleva al personaje a la depresión, debido a que su inocencia se ve pisoteada por el rápido avance del tiempo.

Sin duda no es un manual para ser adulto, pero si te permite replantear tu existencia, las verdades y las mentiras en tu mundo y el aceptar que los humanos mezclan maldad y bondad en sus corazones. Asano Inio plantea un mundo sin censura en cada uno de sus trabajos y pareciera que nunca se ha asustado de hablar sobre suicidio, maltrato, depresión, religión, sexo y obsesión, entre otros temas, los que construyen a los personajes desde la intimidad de sus secretos.

El rostro de Punpun jamás se revela, pero al finalizar el manga hay algunas pistas de cómo luce realmente, esto es un pro a la historia ya que permite que cualquiera pueda sentirse Punpun.

Lo más interesante es el modo de dibujar que utiliza el autor, que cambia el estilo de dibujar a los personajes y sus expresiones o incluso los fondos a medida que avanza la historia, todo de acuerdo con el personaje principal, sus sentimientos y percepciones, permitiendo apreciar caras grotescas, amenazantes, burlonas, tontas o nulas, en sí las imágenes nos hablan tanto como las palabras escritas.

En este manga no verás tripas saltar ni escenas pornográficas, el autor retrata desde las más simple cotidianidad incluso hasta la más brutal violencia, pese a esto la expresividad de los personajes y ambientes te transportará por un carrusel de emociones y puedo asegurar que si llegas a meterte en la historia incluso creerás que las imágenes se mueven.

Te recomendamos ver esta reseña:

Cargando...

cargando