Beastars, el show debe continuar: primeras impresiones de una animación fuera de lo habitual

¿Es acaso Beastars un anime que podrá reivindicar a "los furros"?

Por Cristóbal "Rakun" Matteucci"

Beastars es un anime que centra su historia en un grupo de estudiantes bastante peculiares, primero que nada, son animales antropomórficos, segundo, viven en la escuela donde estudian y están separados por dietas, finalmente, planean ser estrellas del teatro, pero la forma (y circunstancias) en la que lo serán es algo que causará tanto interés.



Beastars tiene un elenco impresionante, pues la fabulosa entrega de sus seiyuus resulta ser magnífico. Tenemos algo muy bueno aquí, pues los protagonistas están en un mundo sumamente interesante. Tienes carnívoros, pero no pueden comer carne, no se vende carne en ningún lugar, por lo que claramente “no se comen entre sí”, pero se tiene un gran cuidado en lo que se cocina para mantener sabores que puedan “requerir”. Algo así como cuando croquetas/hamburguesas vegetales que son capaces de sangrar (sí, existe, es cara pero de buen sabor), pero dejando de lado las dietas, la serie nos presenta conflictos dignos de un slice of life (problemas de celos entre parejas, discusiones subidas de tono, especismo y clasismo), pero esto es un drama, un shounen con tintes de seinen, por lo que tendrás que tener presente que habrá sangre derramada y conductas un tanto reprochables.

La serie comienza con la muerte de uno de los estudiantes, Tem, una alpaca que era la estrella del club de drama/teatro, sus últimas palabras apuntaban a que tenía claro quién había tomado su vida (al igual que las personas que leen el manga, pero no lo spoileen a quién no lo ha leído porfis, tkms), pues su asesino era un miembro de su misma clase y claro, aquella tragedia en medio del colegio desató una serie de discusiones entre herbívoros y carnívoros, claro que también tensó el ambiente, por lo que esperarán esto significaría que habrían diferentes tipos de sucesos.



La trama girará en torno a Legoshi, un lobo bastante amable, educado, incluso tímido. Pero si disfrutaste a inicio de año ver como Kaguya-Sama llevaba los dramas escolares a un podio, Beastars te demostrará en dos episodios que la cotidianidad de ciertos sucesos pueden ser más profundos que simples conversaciones. Aquí la naturaleza está presente, y no sólo nos referimos a “naturaleza” con los animales que vemos, sino que en Beastars la humanidad también toma presencia, muchos actos atroces de la historia se han recordado por una “naturaleza humana” definida por el daño, el odio y claro, la tensión. El instinto es algo que está presente en muchos actos por diferentes factores, desde tomar decisiones apresuradas por intuiciones que tienen cierta lógica no comprobable, hasta el “dejarse llevar” en situaciones puntuales.

Pero supongamos que eres un lobo adolescente, de la nada tienes algo de ganas de comer y probar carne, terriblemente no tienes idea de lo que estás pasando, no comprendes la situación, por lo que una fuerza que desconoces está jugando con tu mente al mismo tiempo en el que sujetas a una compañera de clases, Haru. Terrible, oremos por Legoshi que pasó una de las peores noches de su vida -sin duda alguna- y luego debió enfrentar las repercusiones.



La pasión es algo que marcará la trama de esta animación, que cuenta con un estilo bastante interesante. No es una animación que digas “es totalmente 2D” o “es totalmente 3D”, es una especie extraña que hemos visto tal vez de otras formas antes, por ejemplo Shingeki no Kyojin contaba con escenarios y movimientos en 3D, pero en la mayoría del tiempo era una obra 2D, como por ejemplo series de idols que tienen baile en 3D pero lo demás es 2D, ¿nos explicamos bien? ¡Genial! Ahora, avanzando en su animación es necesario mencionar algo respecto a su opening. Wild Side es interpretado por Ali… ¡UFF! ¡¿Stop Motion?! ¡Pero por favor!, una técnica no muy utilizada en el género del anime es algo que no podemos omitir mencionar. La canción, el ritmo, las vibraciones que entrega tal canción al mismo tiempo de que vemos una animación entre Legoshi yHaru, donde la esencia de la obra es transferida en ese minuto y medio que dura aproximadamente el opening con una maestral canción. La dirección de tan hermoso opening estuvo a cargo de Michiya Kato, a quién recordarás de Paprika quizás.




                  “Nos damos las manos si tropezamos o dudamos, incluso si nuestra vida está en peligro

Por otro lado, la serie toma un curso bastante adulto, por lo que primero que nada recomendamos discreción al momento de verla, pues los rumores escolares verás que tienen un peso bastante grande. Al momento de llegar a su ending sentirás un gran alivio, un respiro, un relajo, una suerte de caricia tras tanta tensión vivida, el final del episodio dos necesitaba es ending con gran seguridad.

Cargando...

cargando