Películas de terror: ¿Realmente nos están asustando? Analizamos la situación actual en el cine

Complementamos esto con la opinión de especialistas en la industria

Por Cristóbal "Rakun" Matteucci

En la época del blanco y negro tenemos a iconos como Bela Lugosi, Boris Karloff y tantos otros más que dejaron su legado, personajes que han trascendido en la cultura popular durante décadas y su legado sigue vigente en merchandising, referencias y tanto más. Pero los tiempos modernos han cambiado, ya no basta con ver a un “Nosferatu”, el público quiere cosas más tangibles y la tecnología también puede entregar cosas mejores.

En ello nos encontramos con ciertos cambios que por años hemos presenciado, desde los inicios de la saga  Scary Movie (2000) podríamos decir que el cine ha comenzado a “perderle el miedo” al terror, se le ridiculizó, se mofaron de clásicos y con cosas tan “simples” se llegó a un gran público, lo que indicaría ser el resultado de una ecuación no muy errónea, ¿verdad?, con SAW (Juego del miedo 2004) comenzó otra interesante etapa, puesto que el Gore se tomó las pantallas y marcó la pauta, un subgénero del terror que abarca sangre y mutilación excesiva, sin censura alguna, claro está.


Ed Wood, película de Tim Burton que homenajea la vida del director “más recordado”, pero no aclamado del rubro

Pero no te preocupes, no queremos ahondar en una llave dentro de un estómago, lo que buscamos en la presente jornada es reflexionar sobre lo que ha sido el cambio del paradigma cinematográfico en torno al terror, donde podríamos decir que los remakes han estado siendo la punta de lanza del género, puesto que algunas películas “originales” han dejado bastante que desear.

Un claro ejemplo es The Forest (El bosque siniestro, 2016), una película tan mala como su nombre, ¿ok, un bosque y que sigue? La cinta básicamente se trata de una señorita que viaja a Japón a buscar a su hermana que aparentemente había ingresado al conocido “bosque de los suicidios”, Aokigahara, uno de los lugares preferidos por la humanidad para acabar con su vida de forma voluntaria. Aquí tenemos un escenario que se presta para todo, incluso la participación de criaturas fantasmales de la nación del sol naciente, pero nos quedamos con un drama tan occidental como High School Musical, solo que el drama de Gabriela y Troy era realmente más entretenido, recuerdo que me costó mantener la concentración en la sala pues tenía ganas de que terminará luego para retirarme del cine y ver una película realmente interesante. Caía en ciertos clichés que desde Scary Movie se vienen criticando, como personajes con personalidades estereotipadas y sucesos claros como caerse para recibir una herida, ¡uff! Casi tan terrible como la actuación de Paris Hilton en House of Wax (2005), igual siempre puede ser peor, está por ejemplo esa película que imagina a Superman desde una perspectiva “maligna” que se supone te causaría cierto terror, pero es probablemente la peor película que he visto en años, donde una trama que pudo resultar interesante, fue más burda de lo que esperaba ver, fue tan mala que necesite inmediatamente ver otra cosa en el cine y John Wick 3 resultó ser el agua con bicarbonato que mis ojos necesitaban.

Pero no solamente los zombies son muertos que regresan desde la tumba, en el último tiempo hemos podido ver lo que Halloween nos dejó con un remake más que interesante, cortando una línea temporal como si fuera el cuerpo de una calabaza siendo tallada para iluminar halloween en algún lugar de Estados Unidos.

Nos entró la duda en un momento si realmente existían aún películas de Terror, o más bien, ¿qué había sido de ellas? Pues dejamos a los monstruos clásicos y los cambiamos por psicópatas, por asesinos seriales, por casas embrujadas y muertes escandalosas, por screamers, monjas y muchos fracasos, pues al parecer la familia Warren es la única que se sigue presentando en cines, mientras que la competencia no logra mucho que digamos.



Conversamos con algunas personas especialistas en el cine y nos entregaron sus opiniones al respecto de esto, entre ellas Javier Suárez, Director de Fanges, un Festival de cine fantástico y de género en Santiago, Javier nos comentó: “Creo que las película de terror siguen existiendo y la gente sigue saltando de sus asientos o escondiéndose detrás de sus manos. Lo que ha cambiado es la industria del cine; en los últimos dos años hemos visto el regreso de clásicas películas de terror, pero para los nuevos espectadores, o mejor conocido como remake. Es por ello que hemos visto el regreso de asesinos seriales y el gore, que tanto horror y terror dieron en la época de los 80 y 90.

Lo anterior es algo que ha comenzado a realizar la mayoría de las grandes cadenas de TV.

Pero existe un mundo exquisito de otro tipo de terror que nos entregan las películas independientes, un terror mucho más pulcro donde la tensión es lo más importante. No el susto y doble susto”.

Nos quedamos con sus palabras, pues es certero que hemos podido comenzar a disfrutar de un cine más pulcro en cierta medida, con películas que han recorrido el mundo, por ejemplo, Noche, un thriller psicológico se ha posicionado sumamente bien desde la mano de su Director Inti Carrizo, donde se han presentado en más de un festival internacional. También Contra el demonio se estrenó hace no mucho y fue una película que en Chile tuvo una muy alta recepción de taquilla. Personalmente, de los últimos años la mejor película que he visto en torno a un thriller ha sido The Witch (2015), dirigida por Robert Eggers (The Lighthouse), donde la tensión que presentan los hechos nos lograba aterrorizar en la sala producto de “lo que podría pasar”, sin duda una película altamente recomendable para amantes del género.



Ademá de Javier y su magnética opinión, consultamos a otro par de especialistas y les preguntamos lo siguiente: ¿Sientes que se ha perdido el hacer películas "que den miedo" o es que la gente ya no se asusta con nada?

En eso, Francisca Sky, Publicista y una destacada creadora de contenidos nos comentó que pensaba al respecto: “Considero que tal como en cualquier industria, lo masivo es fácil y viceversa. Hacer un film de terror psicológico requiere de mucho más trabajo, tanto gráfico como de trama... y bueno, también de un público afín, interesado, atento. No creo que sea "incorrecto" si no más bien un lamentable camino con el cual películas como Joker abren su camino "a codazos" dándonos a entender que sí es posible encantar (masivamente) con algo más elaborado.

Su opinión resulta más que certera, puesto que todas las industrias buscan crecer de cierta forma y el cine, no es la excepción, si bien será un arte no podemos negar que tiene que generar ganancias, por lo que se toman “ingredientes” genéricos en algunos casos que terminan por dar una película masiva, quizás no maravillosa cinematográficamente, pero que sí tengan un gran alcance, como por ejemplo las películas de Dwayne Johnson, que no están muy bien catalogadas, ¡pero hey!, entretienen de gran manera.



Para cerrar, les vamos a dejar una opinión de Juan Carlos Berner, Director de Cinetvymas, así como locutor radial para Radio USACH, quién tiene una opinión bastante tajante para las películas que recientemente se han producido: “Efectivamente en el cine de terror se usa mucho el gore y los denominados Jumpscare, que en el fondo buscan asustar a la gente con un "susto repentino", pero cuyo efecto es de corta duración. Los buenos cineastas no usan estos recursos en general, y provocan miedo en el espectador con un buen manejo del suspenso y por supuesto, a través de la psicología. Así logran un miedo mucho más profundo y a largo plazo, que dura incluso más allá de la película misma. Además, la gente hoy no teme tanto a un asesino con un cuchillo, los miedos tienen que ver más con la crisis que afecta al medioambiente o la economía. Por eso hoy salen tantas películas que plantean un mundo postapocalíptico, donde por ejemplo no hay agua o una enfermedad acabó con gran parte de la población. O sea, cosas que podrían pasar.

Eso es algo que vemos en películas como "Un lugar en silencio" o "La carretera", que son muy angustiantes.

También hay cineastas que muy originales, que juegan con el espectador usando mitos antiguos. Es lo que vemos en cintas como "La bruja", "Hereditary" o la ganadora del Oscar "Get Out". El cine de terror sigue siendo muy exitoso, pero la gente busca este tipo de películas, y ya no tanto el clásico asesino del slasher que fue tan popular en los 80s y 90s.


¿Qué te parece? Sin duda hoy en día el terror ha cambiado, la gente ya no le tiene miedo a los vampiros, en su momento la población adolescente hasta quería tener parejas que fueran esa clase de no muertos, por lo que han tenido que evolucionar las formas en las que se hace terror de tal manera que la tensión psicológica está premiando. Aun así hay bodrios que ojalá no tengan que ver, esperemos se logren salvar.

¿Sientes el cambio en el cine actual? ¿Te gustan las películas que actualmente se han presentado en cartelera?

Cargando...

cargando