Blizzard y su redención: BlizzCon 2019 dejó grandes anuncios para el posible nuevo despertar de la empresa

Han logrado sacar aplausos después de un complicado año en torno a sus previos anuncios

Por Cristóbal "Rakun" Matteucci

La herida del inmortal suceso del año pasado ha comenzado a sanar, hoy en día la fanaticada ha vuelto a entregar su confianza a la desarrolladora que preguntó por celulares en su escenario más importante.

Grandes anuncios, filtraciones confirmadas y asombrosos trailers nos dejó el año nuevo del tío Blizz, ahora revisemos un poco de los sucesos que acompañaron al fin de semana pasado con lo que sabemos hasta ahora de ciertos juegos clave.

BlizzCon 2019 celebró los 25 años de Warcraft con un reemplazo a la clásica goodie bag, si bien aquello puede ser cuestionable, no deja de ser interesante para su público el contar con una estatuilla de colección, pero no deja de ser algo… ¿diferente? en fin, podemos perdonar la ausencia de ello, al menos se mantuvo la tradicional marcha de los murlocs. Ahora, sumado a que J Brack Allen pidió perdón por los sucesos en las protestas de Hong Kong, desde aquel punto podemos confirmar que comenzó la redención en grande por parte de la desarrolladora.

A partir de este punto vamos a revisar algunas impresiones sobre lo que dejaron ciertos juegos en particular por lanzamientos e hitos destacados durante BlizzCon 2019.

La resistencia se sostiene en la esperanza: Overwatch 2

El mundo ha presentado momentos difíciles, no cabe duda, protestas a nivel mundial y frentes militares se han alzado. Overwatch nos recordó que el mundo necesitaba héroes y era momento de actuar, por ello tras una cantidad pertinente de años de su lanzamiento Blizzard nos trae la secuela del juego. Se pensó y se ha debatido bastante sobre si es una secuela o un DLC, pero lo importante es destacar el contenido, así como la historia del juego, que finalmente tendrá algo interesante.

Con el anuncio pudimos ver que viene un modo historia, la posibilidad de mejorar las habilidades de nuestros héroes (por ejemplo, la bomba de tracer que pueda conectar daño con enemigos cercanos al afectado por ella), y muchos muchos personajes más, nos adelantaron un par, pero se espera contar con una gran cantidad. Sumado a eso formatos de jugabilidad donde de cierta forma el juego se va a seguir reinventando, en ello me gustaría detenerme en lo que serán las campañas en torno a historia más que en la que será manipular un robot.

Las misiones de historia estarán relacionadas a un tema cooperativo, donde jugadores deberán enfrentar omnicos y la intención del equipo de desarrollo es que sea altamente rejugable. Durante el 2017 Overwatch ganó el premio a Best Ongoing Game en The Game Awards, básicamente eso significa que es un juego que ya fue lanzado y lo que incluía el juego era una experiencia que te aseguraba que su jugabilidad continua fuera interesante, vale decir, no es un cómo un juego que se lanza, juegas las 50 horas que tiene de experiencia de aventura y luego pu, ya no se juega más, Overwatch es un shooter donde en pocas palabras su continuidad lo ha hecho algo grato que mantiene una curva de jugadores que en ese momento era lo mejor, por ello con ese antecedente del 2017 podemos esperar grandes cosas a una nueva versión del juego.

En palabras de Jeff Kaplan, su equipo espera redefinir lo que significa una secuela, dividiendo de cierta forma el contenido que se entregará, alguno será exclusivo para OW2 mientras que otro será igual entregado a la primera edición del juego. Espero de corazón que aquella decisión se mantenga, pues Overwatch tiene el historial de entregarnos algo exclusivo y luego igual regalarlo al resto del público. Perdón que me detenga en aquello pero ha pasado con más de un aspecto por ejemplo, ahora el reciente aspecto de Sombra de la BlizzCon del año pasado se regaló igual y eso le quita cierto valor de colección, por ello es algo que debemos considerar, Dios quiera que Kaplan mantenga su palabra.

De todas formas se nos entregó un vídeo que de cierta forma conecta momentos icónicos del juego con lo que está “pasando actualmente”, en resumen volvió Null Sector a realizar ataques terroristas y la Crisis Ómnica podría resurgir, así como las operaciones que Talon buscará realizar en tiempos de conflicto. Sin duda la historia de Overwatch se ha trabajado con cierto lujo, pero ahora nos queda un poco más claro que es lo que se ha estado forjando. A continuación dejaremos un vídeo que aclara todas esas pistas que alguna vez nos dejó Overwatch en torno a su nueva época:



Redefiniendo la muerte: World of Warcraft y Shadowlands

Jugar con “La muerte” nunca ha sido algo muy fácil que digamos, a menos que seas Billy o Mandy, pero lo que Sylvanas Windrunner ha sido macabro. Si bien la permanencia de un “Lich King” estaba en constante duda sobre si era necesario o no, lo que ha gestado podría ser un tanto complicado si lo pensamos bien. Se ha metido con la muerte y si bien hay personas que defienden el acceso a Shadowlands, no sabemos que tanto podría repercutir estos a futuro. Estamos en un momento donde la muerte está en una extraña situación, pues fallecer en Azeroth al parecer nunca había sido tan complicado.

Las “vías convencionales” se han quedado cortas, pues ahora las almas de quienes abandonan el mundo se están yendo a Las Fauces, lo que significa una eternidad de desolación, algo que claramente nadie querría. Ah claro, no recordamos que son Las Fauces, básicamente es uno de los lugares que se nos abren con Shadowlands, aquí se agregaron 5 nuevas zonas, cada una tiene una suerte de “responsabilidad”, está por ejemplo Bastión, donde llegarás si has tenido una vida de servicio para escoltar almas hasta las Tierras Sombrías, básicamente aquí podrás llegar si estás entre los elegidos, por oro lado tenemos Selvardien, un reino de restauración para aquellas almas que se han conectado más con la naturaleza, es sin duda un lugar místico con féericos nocturnos custodiando una zona de absorción de esencia de alma que alimentará a los espíritus de la naturaleza que esperan por renacer, ¿re druida no?. Por otro lado, Maldraxxus, un lugar devastado por la guerra de donde se origina la magia de los nigromantes, no es un lugar bonito, sin duda, y bueno, hablando de lugares que no son bonitos nos queda Revendreth, un reino gótico donde los cosechadores del pecado ven almas con la posibilidad de redimirse o ser su comida, una cosa piola. Ya les contamos de Las Fauces así que ahora queda pasar a otros temas.

“Shadowlands” solamente había sido mencionado en la historia de WoW, sabemos que al previo líder de guerra una entidad de ese lugar le susurró que Sylvanas debería ser la “siguiente”, considerando aquello y que la señorita no ha dado puntada sin hilo. Siendo una persona bastante buena para sus debidas conspiraciones, está claro que abrió la puerta a otro mundo con fines nada honrosos, incluso si consideramos la demoníaca y gigantesca criatura que claramente fue a ver, la señorita podría traernos una próxima Legión, después de quemar un árbol, asesinar a inocentes, y decir que “la Horda no es nada” solamente le faltaba acabar con el orden establecido para la muerte, ups.

En vez de preguntarnos “¿por qué es así Sylvanas?”, mejor pensemos en que debemos hacer ahora, quizás está un poco difícil es restablecer el orden de la vida y la muerte, pero si sabemos que se ha dado un vuelco sumamente interesante. Battle for Azeroth se cuestionó bastante en su momento debido a la constancia del contenido, pero podemos ver que Blizzard se ha logrado reponer de los sucesos pasados. Quizás el abrirnos un portal al otro mundo es una forma de decirnos que volverán de “la muerte” que se les proclamó mediáticamente durante todo el año fiscal de Blizzard (con eso nos referimos a año de Blizzcon a Blizzcon).

Una espera mortal: Diablo IV es más que real

Algo mortal significa puede ser concluyente, por ello, al fin ha concluído la espera al juego que se pedía a gritos el año pasado durante BlizzCon, si bien mucha gente quedó contenta con Diablo Inmortal, no fue una opinión “unánime” o muy popular que digamos. Personalmente considero que los tiempos modernos ameritan adaptarse, por lo que siempre he defendido tal juego, pero estos días viendo la pasión que ha expresado la fanaticada de la franquicia es algo sumamente grato. Diablo III se ha criticado igual, por lo que se espera que aquí con Lilith en el tablero todo cambie y se acaben las lacrimógenas.

Su trailer cinemático de casi 10 minutos es algo sensacional, es menester comprender que todo lo que nos ha dejado la BlizzCon ha sido de sumo interés, llámenlo como quieran, fanservice o redención, pero Diablo ha tomado al fin el rumbo que sus fans esperaban. Con ello se sumaron las clases de bárbaro, druida y hechicera, cuya capacidad de personalización será algo que tendrás a diferencia de versiones anteriores.

Tendremos cinco regiones para explorar en el enorme mundo que nos señalaron, además de un grato ciclo de día y noche. Tendras que por ello aprender a cooperar con diferentes jugadores en las regiones de Cimas Quebradas, Estepas Adustas, Hawezar, Scosglen y Kehjistan.

Con un mundo abierto y no un juego en capítulos, Diablo IV nos presenta lo que sucedió años después de Diablo III, el cierre de las puertas del cielo y una humanidad sumida en la oscuridad. No cabe duda que la forma en la que ese mundo se nos presenta “in game” será una obra digna de la espera que le ha seguido.



Su trailer del gameplay nos recuerda a los mejores momentos de Diablo II, que en lo personal es del que mejores recuerdos tengo. Lo que sí la empresa declaró que tendría sangre y peleas realmente viscerales, por lo que podemos esperar grandes cosas en cuanto al uso de habilidades que veremos para las clases que estarán presentes (de momento conocemos 3, pero sabemos que hay más).


Sin duda ésta es la gran promesa y responsabilidad de Blizzard, puesto que después del escándalo inmortal, los despidos masivos, la cancelación del competitivo de Heroes of the Storm, las protestas y las expectativas no cumplidas del todo en el transcurso de Battle for Azeroth dejan a la desarrolladora con el deber de hacer bien las cosas. La fanaticada ha sido dura con la empresa, pues tras tantos años hay que reconocer que el cariño se puede transformar rápidamente en rabia, pero descuida Blizzard, en ti confiamos, a ti te queremos y sabemos que has aprendido del pasado lo suficiente para que tus futuros juegos y actualizaciones sean ese oasis en el desierto que tanto esperábamos.

Cargando...

cargando