Crítica - Star Wars: El Ascenso de Skywalker - "RRWWWGG"

El Episodio IX y final de la saga intergaláctica de los Skywalker se puede ver desde hoy en todos los cines del país.

Hace 42 años, en nuestra galaxia muy, muy cercana, se estrenó la primera película de Star Wars. De seguro, George Lucas, no proyectaba que su historia sería del gusto de muchas personas alrededor del mundo en los años setenta ni tampoco debe haber sido tan ambicioso como para pensar que su obra cruzaría aquella generación hasta el día de hoy, continuaría siendo la favorita y seguiría cautivando nuevos públicos. Aunque su creación ya no esté en sus manos, creó algo que inspiró a muchas personas de la industria a seguir sus pasos y con el sueño de crear algo tan grande como se convirtió Star Wars. Este 19 de diciembre, J.J. Abrams está al mando del cierre de un ciclo, un fin que pensábamos que ya había concluido con la redención y muerte de Darth Vader, pero que en 2015 vimos que aún no concluía. Los Skywalker tenían aún una lucha más, y así también un nuevo motivo para continuar la saga.

El ascenso del Skywalker, es el título de la última película de la saga y es difícil poder analizarla sin adelantar nada para los fanáticos. Pero se puede anticipar que habrá muchas sorpresas, algunas realmente extraordinarias y otras en qué se cuestionarán si es posible que realmente algunas cosas puedan ocurrir. Estamos ante lo que para algunos será una de las mejores películas de la saga y para lo que otros será un declive a las ideas planteadas hace ya más de cuarenta años. Cualquiera sea el caso, la película llega a concluir la historia de tres trilogias y poner el punto final definitivo. La historia de Skywalker ha llegado a su fin. 

 

Lucasfilm

Quiénes vayan a verla estén preparados para dos horas y 22 minutos de grandes dosis de información que tendrán que ir procesando. Recordemos otra vez que se han estrenado anteriormente ocho películas que revelaban en cada una, nuevos detalles y personajes. Desde el inicio de la cinta se sabe que esta es la despedida definitiva de varios de ellos, por lo que en todo momento se siente nostalgia, ya sea viendo la aparición de algún personaje en pantalla o hasta en sus diálogos. El final se acerca, y para transmitir esa emoción J.J. Abrams usa varias referencias a los títulos anteriores. Apuesta nuevamente por la emotividad de los fanáticos, y coloca en pantalla toda la esencia de Star Wars utilizando los elementos clásicos de la franquicia, es decir, se centra en la evolución del héroe y la elección del camino entre el bien o el mal, luz y oscuridad.

Rey y Kylo Ren han sido los grandes protagonistas de la nueva trilogía, y esta película viene a explicar el importante rol que desempeñan en la historia de los Skywalker. Su conexión se hace más profunda por  la especie de “telepatía” que ya se pudo ver en “The Last Jedi”. Mientras que también se intenta ahondar un poco más  en los personajes de Finn y Poe, que son parte fundamental de la Resistencia en la batalla contra la. Primera Orden. A pesar de que una película no es suficiente para llenar algunos vacíos argumentales , lo que se ve en pantalla logra convencer. El nuevo grupo protagónico logra a bordo del halcón milenario identificar al público al igual como lo hicieron Leia, Luke y Han Solo en las primera cintas. A través de un viaje épico lleno de efectos especiales que conseguirá atraer a los seguidores de la ciencia ficción y deslumbrar a la nueva generación.

 

Lucasfilm

Los antiguos personajes también son importantes en la última aventura y quienes sepan interpretar la manera en que se comunican R2-D2 y Chewbacca de seguro se emocionarán. Y son justamente quienes comenzaron la saga los que más momentos y recuerdos traerán a la memoria de los espectadores, como C-3PO que recuerda mucho su participación en las primeras películas con sus escenas de toque un poco humorísticas y a veces debido a su estricto “protocolo de comunicación” desesperante, pero en general que sea parte del viaje hace bien a la historia. Mas tampoco hay que olvidar que esta es la última aparición en la gran pantalla de Carrie Fisher, y su personaje como la líder de la resistencia no podía dejar de aparecer, debía estar al final de esta historia y dejar su último legado.

 

Lucasfilm

Si hablamos de los villanos, en el último tráiler se pudo escuchar la risa de Lord Palpatine, así que su regreso ya perdió algo de asombro. El giro narrativo que envuelve su reaparición desconcierta un poco el argumento y a ratos se vuelve también poco creíble, pero a medida que avanza el guion toma más sentido y recuerdas que no es una historia para formarte un lío en la cabeza sino que es Star Wars y cualquier cosa puede pasar, como por ejemplo los nuevos poderes de los Jedi. Al principio es extraño y comienzas a cuestionar todo lo que han tratado de contar en ocho películas, luego es algo normal como si siempre hubiera estado ahí pero nadie nunca lo notó. Posiblemente por estos cambios a la cultura y filosofía Jedi que han aparecido en estas tres ultimas películas será recordada esta saga. Porque se ha ampliado su naturaleza y podría ser el motivo que inspire nuevas historias audiovisuales, pero de algo que no agrade a los más fanáticos.

También aparecen nuevos personajes que ayudan al grupo a completar su misión y cómo no, si Star Wars está llena de galaxias con múltiples seres que el día de mañana igualmente podrían ser una revelación. Una de ellas es Zorii Bliss interpretado por Keri Russell,y D-O un nuevo droide, ambos personajes son llamativos pero se las da poco tratamiento y aparecen en escena solo para hacer posible lo imposible. Aunque son buenos complementos no dejan de sentirse como si faltara algo que explicase su participación y plantean más preguntas que se suman a los demás misterios. 

 

Lucasfilm

El final de la saga de Skywalker es al mismo tiempo la revelación de los orígenes de Rey. Una simple muchacha que hizo suya la fuerza gracias a la ayuda de Luke y Leia, y ahora trata de retribuirles su apadrinamiento, intentado en el viaje conocer su verdadera identidad. Una revelación que no pasará desapercibida por los fanáticos de Star Wars. Para bien o para mal, la procedencia de Rey es la clave del motivo de la realización de una nueva trilogía y nos explicará las razones del por qué la historia de la familia Skywalker aún no estaba completada. Cuando en el futuro alguien mire los episodios de Star Wars ya sea en orden de aparición o cronológica, presenciará una saga completa donde cada película formará parte del gran rompecabezas que creó George Lucas pero que nuevas generaciones decidieron que no era la versión definitiva e hicieron encajar nuevas piezas que perfectamente se acoplaron al relato heroico.

A pesar de que no se logran responder todas las inquietudes, al finalizar queda una buena sensación de entretenimiento debido a las grandes dosis de batallas con sables láser y efectos visuales, pero también habrá mucho que procesar tras salir del cine y tratar de dar respuestas lógicas a una trama que se viene extendiendo hace 42 años. El ascenso de Skywalker es un homenaje a todas las películas y una corazonada de lo que esperaban ver los seguidores en el cine. Cada espectador tendrá su propia visión sobre el final de la saga y el tiempo dirá si fue o no un buen cierre. Una historia de luz y oscuridad, una batalla entre la decisión de estar en el lado bueno de la Fuerza o el malo, pero más allá de todo este conflicto, Star Wars es una historia de amor, de esperanza y compañerismo, una fantasía épica que seguirá trascendiendo en el tiempo y que nunca pasará de moda.

Por Javiera Concha.

Cargando...

cargando