Keep Your Hands Off Eizouken! es posiblemente el mejor anime de la temporada

Es una animación m a r a v i l l o s a

Por Cristóbal "Rakun" Matteucci

La temporada de invierno ha traído grandes estrenos, veamos algunas impresiones que nos ha dejado una gran promesa, se trata de Eizouken ni wa Te o Dasu na! o también conocida como Keep Your Hands Off Eizouken!.

Tres jovencitas estudiantes japonesas quieren hacer anime, ¿cómo? ¿por qué?

Su estreno trae cierta alegría interesante para los días domingo, ya que resulta ser un anime que trata sobre un grupo de niñas que quieren hacer anime. Sí, una animación sobre hacer anime. Tenemos a tres personajes, Midori Asakusa artista conceptual y diseñadora, Tsubame Mizusaki, quién tiene una vida de modelo pero en realidad quiere ser animadora y Sayaka Kanamori, cuyas habilidades van en la producción ejecutiva, sin duda la querrás a cargo de tus series (así como te vas a enamorar de su carisma). Las tres conviven en un ambiente escolar bien digno de una obra de aventura, con gratos tonos de humor y una meta clara: realizar un anime.

¿Inception? Quizás, hacer un anime dentro de un anime es algo que suena un tanto diferente pero a la vez muy interesante. Al momento de ver la serie puedes ver las relaciones que trabajan con mucha naturalidad sus personajes, resulta muy cómico por el grupo que se arma dónde los intereses personales de cada una de las chiquillas puede llevarse bien con los de la otra.

En cuanto al guión es una joya, no cabe duda, realmente no podemos esperar menos Science SARU, el estudio que nos trajo Night is short, walk on girl, obra de Masaaki Yuasa, que ha sido una de las animaciones más geniales de los últimos años. También trabajaron en Devilman: Crybaby, por lo que no cabe posibilidad de que podrían fallar.

Ahora, Keep Your Hands Off Eizouken! será probablemente el mejor anime de la temporada. Es indudable lo divertida que resulta, lo pulcra de su animación, lo glorioso del guión. Estamos ante una serie que tiene por escenario una escuela, pero resulta ser tan profunda que solo queda catalogarla como un seinen. El trabajo que hay dentro de la obra es asombroso, ¿Por qué? Están haciendo un anime dentro de otro anime, todo aquello implica diferentes estilos de animación al interior de una misma serie, muchas más capas de dibujos y en algunas ocasiones el doble o cuádruple de piezas de arte que requiere un anime normal (claro que eso significa requiere de un mayor presupuesto también).



La obra de por sí tiene un ritmo magnífico
, la puedes ver con la intención de relajarte, pero a la vez no podrás dejar pasar todo lo que sucede, incentivos visuales, imaginación desbordante en cada momento. Su protagonista Asakusa eventualmente tiene ideas que resultan en cambios completos de escena, pasan de estar en su escuela a un helicóptero imaginando a lo que deben llegar, o de verse en un momento reparar una muralla a reparar una nave espacial por fuera, cosas así son muy buenas para la historia que nos cuentan (que además tienen la compañía de una música gloriosa).

Pero conste, hacer anime no es tan fácil como se cree y se dan el lujo de mostrarnos todo aquello lo referente a esos procesos, desde la planificación, presupuesto, necesidades básicas, apoyo y similares. Las protagonistas de ésta historia deben ir en contra de viento y marea, pues deben buscar financiamiento, para aquello hacen pasar su interés por el de un club de cortometrajes que supuestamente desarrollará cintas en live action, pero en el fondo están dentro de una propuesta antisistema dónde van a realizar animaciones.

¿Otros puntos importantes?

Dos palabras: Easy Breezy

Openings insignes hay por montón, el pasado invierno japonés tuvimos Rise para The Rising of The Shield Hero por ejemplo, que fue una obra maestra en torno al ritmo de su acción y animación, pero lo que el dueto de rap japonés chemilco ha logrado con Easy Breezy es algo absolutamente increíble por parte de las artistas Rachel y Mamiko.

Primero en cuanto a una propuesta melódica y artística destaca por sobre otras propuestas de las temporada que en general se han quedado en sus zonas de confort. En cambio es una exquisita experiencia la que te dará su opening, te dejamos tanto la versión del anime, como el videoclip con la versión completa de la canción, que resulta ser una magnífica puesta en escena (puedes verlo luego haciendo click aquí).

Realmente no te arrepentirás de los 25 minutos de episodio que significa la serie. Dale un chance, disfrútala, vive la música dentro de cada episodio y ¡ojo! Al terminar también hay otro factor importante a destacar, al final de cada episodio hay una ilustración referente a lo visto, que hasta ahora ha reunido diferentes ilustradores, te adjuntamos las que hay hasta ahora:












Cargando...

cargando