El Amor es como el Chachachá: empaca tu vida en la ciudad y escápate a un pueblo costero con el romántico K-Drama de Netflix

Uno de los K-Dramas más populares de este año en Netflix que estuvo varias semanas entre los 10 más vistos, si bien su éxito se vio empañado por una polémica con su protagonista, igualmente su historia y personajes emocionaron al público.

Hometown Cha-Cha-Cha o presentada en español con el título El Amor es como el Chachachá ya está disponible por completo desde algunas semanas atrás en Netflix, donde incluso llegó a ser de los K-Dramas más vistos en Chile y de manera global. Una serie típica de romance surcoreano pero acompañada de diversas historias, con trasfondos que podrían identificar a diferentes personas, y placenteras locaciones que a pesar de no estar presentes ahí, de igual manera invitan a olvidarte del ritmo diario y sumergirte en el inolvidable pueblo de Gonjin.

La serie nos presenta a la bonita e idealista dentista Dra. Yoon Hye-jin (Shin Min-a) siempre se había tenido en alta estima, tanto como persona (le gustaba comprar zapatos y vestidos caros) y como profesional (sabía cuándo luchar por  su dignidad de dentista). Un día, acusó a la negligencia de su jefe, lo que la llevó a ser despedida del trabajo y rechazada por otras clínicas en Seúl.  Pero cuando visitó la tranquila ciudad costera de Gongjin y descubrió que allí no tenían dentista, decidió establecer su consulta privada allí sin esperarse hallar el amor.

Mientras que Hong Du-sik (Kim Seon-ho) era el chico popular experto en todos los oficios en Gongjin, el hombre que estaba dispuesto a realizar todo tipo de trabajos ocasionales.  A pesar de ser un ingeniero graduado de una prestigiosa universidad, no tiene un puesto de trabajo definido y ocupa su tiempo todos los días haciendo, arreglando o entregando cosas al azar por un salario mínimo por hora y cuidando a los ancianos, por lo que sus vecinos le han dado el apodo de Jefe Hong. Un día tenía un día libre a la semana para ir a surfear y, en uno de esos días, se encontró con Hye-jin en la playa y así comienza su aventura de amor. 

Aparte de Hye-jin y Du-sik, también conocemos a los diversos habitantes de Gongjin y sus propias historias personales: Kim Gam-ri (la abuela nacional de Corea, Kim Young-ok), una de las tres abuelas que cuidó Du-sik; Oh Cheon-jae (Jo Han-cheol), una estrella pop de un solo éxito de los años 90, que ahora es dueño de una cafetería mientras cría a su rebelde hija adolescente y fan del K-pop, Ju-ri (Kim Min-seo); Jo Nam-sook (Cha Chung-hwa), propietaria del restaurante chino y la reina de los chismes; Yeo Hwa-jung (Lee Bong-ryun), dueña de un restaurante y propietaria del edificio donde se estable la dentista; y así la lista de personaje suma y sigue. 

Más adelante al pueblo también llega el exitoso director de programas de variedades de televisión Ji Seong-hyeon (Lee Sang-yi), quien visita Gongjin para filmar su último proyecto. Él era  amigo de Hye-jin en la universidad y ahora tomó esto como su segunda oportunidad para declarar su admiración por ella y confesar su amor. 

En particular, Seon-ho viene de un papel muy popular como Han Ji-pyeong en "Start Up" (2020), rol que lo volvió en uno de los actores más queridos, pero que lamentablemente se vio empañado luego de revelarse una polémica con su ex novia que involucraba un aborto. Aunque después cada uno salió a contar su verdad y un medio de comunicación reveló la cronología del caso aclararando que era o no verdad, aún es muy reciente para conocer cómo afectará este escándalo al actor.  

La serie se extiende por 16 capítulos, pero para ser sinceros, puede haber sido menos porque hay momentos que se sienten fuera de lugar o para decírlo de otra manera “escenas de relleno” que alargan de forma innecesaria la historia. A esto se suma, la introducción de personajes cuando la trama ya había avanzado bastante creando todavía más historias cruzadas entre los protagonistas que pudieron haberse revelado en los primeros episodios, un ejemplo de ello es el secreto del jefe Hong, que tiene un gran trasfondo detrás de la decisión de haberse quedado en el pueblo para vivir una vida austera, pero se desaprovechó en más de 10 episodios, contando en apenas los últimos su verdadera historia.

Como ya mencionamos, hay una gran variedad de personajes que roban gran momento en pantalla, aunque hay algunos más entrañables que otros, todos presentan personalidades que podríamos encontrar en cualquier comunidad y que podrían conectar con cualquier espectador también. Pero hay una que destaca por sobre el resto y es la abuela Kim Young ok, con un estatus de sabiduría por ser ya una persona mayor, es la que deja también  las mayores lecciones en este K-Drama porque te hace reflexionar el valor de la tercera edad en la sociedad, y que muchos hijos, tal vez, ven como una carga y rara vez los vuelven a visitar o ni siquiera llaman. La serie invita a que pensemos en nuestros padres, abuelos y familiares cercanos porque no somos -y ellos tampoco- seres eternos que estarán siempre ahí solo para cuando querramos ayuda. Los lazos con nuestras personas especiales hay que cuidarlos y una manera de empezar es preocupándose por saber cómo están, sino cuando menos lo esperemos podría ser ya demasiado tarde para averigüarlo.  

Un detalle a destacar de este K-Drama es la gran química entre los protagonistas Shin Min-a y Kim Seon-ho, mostrando un romance como de adolescente a pesar de tener más de 30 cada uno tanto en la serie como en la vida real. Como típico K-Drama de romance está lleno de clichés y eso ya debería ser un motivo suficiente para verlo. Pero… ¿hasta cuándo los guionistas seguirán usando el recurso de que los protagonistas se conocían de niños? Pues "El amor es como el Chachachá" va presentado capítulo tras capítulo que el amor que la dentista y el jefe Hong siempre estuvieron destinados a estar juntos y a veces hasta resulta increíble ver cómo las estrellas estaban conectadas. 

Música acorde con cada momento (hasta tiene su propio grupo de K-Pop), paisajes que convierten al pueblo en un protagonista más de la historia y una pareja que parece estar destinada a estar junta en pantalla es lo que ofrece el amor es como el Chachachá. Llena de ternura, escenas cómicas, quizás un poco cliché,  muchos personajes e historias que te invitaran a reflexionar sobre diversas situaciones de la vida, acerca de arriesgarse, seguir adelante y ver que te prepara el futuro mientras disfrutas el presente, así es esta serie y está recomendada para todos los amantes del amor y los dramas. 

Cargando...

cargando