One Piece Pirate Warriors 4 es la máxima evolución del género Musou [Review]

Debes tenerlo presente, tiene muy pocos puntos en contra

Por Cristóbal "Rakun" Matteucci

Piratas, aventuras, acción y ficción, One Piece nos demuestra y enseña sobre lo interesante que es mezclar esto, por eso debes tener presente que un juego tan importante para la franquicia es capaz de reconstruir su historia, tanto como recrear importantes sucesos.

¡Kaizoku ou ni ore wa naru! - ¡Voy a ser el Rey de los piratas!

Ten presente las siguientes características en torno al juego: su modo historia es maravilloso (vale decir, Dramatic Log), su modo de misiones extra es deslumbrante y su mayores falencias residen en los NPC, francamente… algo que puede pasar a segundo plano.

Creo que será importante destacar aquel punto en contra para comenzar y luego omitir aquello, pero antes, definamos su género: Musou.

En japonés el juego se llama "Kaizoku Musou", lo que no nos podría hacer más sentido, pero claro, proveniente de Omega Force, reyes del género, vale mencionar que Omega Force desarrolló Dynasty Warrios, la gran insignia del Musou, un género que se explica con un héroe que es capaz de vencer muchas cosas al mismo tiempo, podríamos decir que es una versión oriental de juegos como God of War y similares, pero la verdad es que si bien es algo explotado en oriente, aquí en occidente amamos esos juegos.




La prueba es lo bien que se venden y los resultados que tienen. Ahora, en otras palabras podríamos decir que es un juego donde tendrás a una gran cantidad de enemigos menores que podrás vencer con un par de ataques, en su momento me molestaba, pero cuando ves un par de episodios de One Piece con detención, te das cuenta que no es nada nuevo, Luffy con un Gomu Gomu no Hammer puede barrer una gran cantidad de piratas, marinos o similares, lo vimos en Enies Lobby, lo vimos en Saobady, lo demostró durante el arco de Summit Wars y para que hablar de como salió de Impel Down. Luffy, te bancamos. Bueno, a ti y a tus nakamas, ya que todos pueden hacer lo mismo, hasta Chopper después del salto temporal es capaz de enfrentar a una gran suma de tritones al mismo tiempo.

En cuanto a la historia, es una joya, resulta lamentable que algunos momentos pasen sólo como una cinemática y que no se exploren tanto como en Pirate Warriors 3, pero debemos decir que hay que entender dónde fueron destinados los recursos… íbamos a hablar de lo negativo primero y aquí estamos.




Los NPC son mayoritariamente idénticos en casi todas las partes, entre piratas de relleno y miembros de la marina, no verás mucha diferencia, pero no te va a complicar… hasta cierto punto. Por ejemplo, en Enies Lobby cuando debes abrir una puerta inmensa para avanzar hasta poder salvar a Robin… no están los gigantes que conociste previamente en otras historias de One Piece, tienes a un marino gigante, bastante grande, sí, pero no tanto como los guerreros que se hicieron amigos de Usopp.

Sumado a eso, durante una de las peleas más importantes de ese arco, no te enfrentarás en solitario a un personaje clave, si no que serán dos los que harán caer esas puertas. Un temazo, sin duda, pero la verdad es que no te impide disfrutar de la trama.



Detalles tan grandes como Neptune

En cuanto a personajes gigantes, verás bastantes, y muy realistas, eso resulta ser muy grato en el juego. Ahora, realistas en torno a las proporciones que Oda ha creado en su universo, como por ejemplo Katakuri es inmenso como podrás imaginar, el ministro de la harina se hace notar. Debes tener presente que hay tantos personajes jugables y que cumplen un importante papel en la trama, que ciertamente preocuparse de los NPC, las hordas de marinos, y similares, sería contraproducente.

En torno a los combates, es magnífico el sistema de niveles. Los personajes tendrán un árbol de crecimiento de habilidades, donde mediante logros en el juego podrás ampliar tus poderes, mejorar características y así armar una proyección dentro del juego. Así mismo verás como vas subiendo el nivel de habilidades especiales que puedes sumar a tus ataques, verás lo entretenido que es tener tus barras de energía al máximo por ataque y realizar diferentes acciones al momento de pelear tanto con jefes de misiones, como enemigos menores.

A veces los agradecerás por la cantidad de rivales que aparecerán ante ti en una misma misión, sumándose a misiones secundarias que te causarán ciertos retrasos de la principal. Pero si no juegas en modo "speedrun", pues sólo deberás preocuparte de no entorpecer tu tiempo final en la misión principal, algo primordial.

No es de sorprender que con tales características podamos decir lo deleitable que resulta ser el juego, es magnánimo. Sus variados modos de juego incluyen el "historia" que sería el de episodios dramáticos, mientras tenemos otros que son más de misiones precisas, avanzar ciertas "tramas" por personajes y claro, jugar en línea para completar historias con otros mugiwaras que se sumen.



Despidamos al Going Merry

La experiencia de One Piece Pirate Warrios 4 es genial cuando ya conoces la trama, te permite revivir momentos que quizás hace años no veías, e incluso, es una excelente puerta de entrada, si bien te contará muchas cosas del anime/manga, es irremplazable lo que más de 20 años de historia han significado.

Entonces, como mencionamos se escatimó en algunas cosas (más historia, NPC diferentes y similares), pero se fomenta un desarrollo asombroso en torno a personajes, mecánicas de combate, habilidades y animaciones durante batallas. Sin mencionar los inmensos personajes que llegamos a enfrentar en múltiples puntos. No hay personaje de los principales que no tenga su debida estatura por ejemplo. 

Además, como hablamos días atrás, se vienen personajes DLC (contenido descargable) que incluirá a Charlotte Smoothie por ejemplo como primera adición.

El juego está disponible en múltiples plataformas, nosotros tenemos la experiencia de jugarlo en Steam y PlayStation, por lo que podemos decir que es un juego que abarcó bastante bien su jugabilidad independiente de la plataforma. Bandai Namco ha hecho bien en mantener la distribución, lo que sí, tristemente su versión coleccionista no tiene aún visiones de llegar a Chile; terrible, oremos.

Cargando...

cargando