El Oscar a mejor actor principal para Anthony Hopkins no estuvo exento de polémica

El veterano de la Industria venció los pronósticos que decían que Chadwick Boseman se llevaría una estatuilla póstuma.

El pasado domingo se celebró la entrega de los Premios Oscar número 93 y a pesar de las condiciones sanitarias, prácticamente todo salió de acuerdo al plan. Pero la victoria de Anthony Hopkins al final de la premiación dejó a muchos con un sabor de boca agridulce.

La controversia llegó al final cuando se decidió dejar la categoría de mejor actor principal para el último, lo que hizo que las expectativas por la posible victoria del fallecido actor Chadwick Boseman aumentaran. Afortunadamente la familia de este último rechazó totalmente las polémicas y por su parte Anthony Hopkins presentó sus tributos a Boseman en su video de aceptación por redes sociales.

 

Hopkins ganó el mismo premio hace 30 años por su papel como Hannibal Lecter en Silence of the Lambs y actualmente es un veterano de la industria que ha sido reconocido por su talento en numerosas ocasiones, en otras circunstancias no hubiese sido una sorpresa su victoria, pero debido a la presencia de Chadwick Boseman se esperaba que el difunto sería el ganador.

El protagonista de Ma Rainey's Black Bottom estaba nominado en la misma categoría. Boseman desafortunadamente falleció el año pasado debido a un cáncer de colon, por lo que la ceremonia giro un poco en torno a él siendo homenajeado al final en el In Memoriam y con un busto conmemorativo de su rostro.

Por Juan Pedro Silva

 

Cargando...

cargando