Hombre norcoreano condenado a muerte por contrabando de copias de "El Juego de Calamar"

Corea del Norte condenó a muerte a un hombre después de que las autoridades sorprendieran a siete estudiantes de secundaria viendo la exitosa serie.

El Juego del Calamar o Squid Game se transformó en una de las series más vistas en Netflix y en todo un fenómeno de redes sociales que todavía perdura. Su llamativa historia traspasó las fronteras surcoreanas hasta su vecina Corea del Norte, aunque con un resultado desolador.

De acuerdo a Variety, un hombre fue condenado a muerte por introducir copias ilegales de la exitosa serie a Corea del Norte, luego de que las autoridades sorprendieran a estudiantes de secundaria viendo la producción. Radio Free Asia (RFA) indica que  fue introducida de contrabando desde China en pendrive y que el contrabandista se enfrenta a la muerte por un pelotón de fusilamiento.

“Un estudiante que compró una unidad recibió una sentencia de por vida, mientras que otros seis que vieron el programa fueron sentenciados a cinco años de trabajos forzados, y maestros y administradores escolares fueron despedidos y enfrentan el destierro para trabajar en minas remotas”, informó RFA, que también sugiere que existe una gran ansiedad pública sobre el destino de los estudiantes de secundaria y que más personas podrían estar implicadas en la investigación

En diciembre de 2020, Corea del Norte aprobó la ley de "Eliminación del pensamiento y la cultura reaccionarios", que prohíbe la entrada y difusión de material cultural como películas, obras de teatro, música y libros en el país. El acto tiene como objetivo principal prevenir la propagación de los medios de comunicación de Corea del Sur y los EE. UU. Y quienes los distribuyan o consuman pueden ser castigados.

Según informes, en abril de este año un hombre fue ejecutado públicamente por vender unidades y CD que contenían material surcoreano. Mientras que el sitio de propaganda de Corea del Norte, Arirang Meari, criticó "Squid Game" por presentar una "triste realidad de una sociedad surcoreana bestial".

 

Fuente: Variety 

Cargando...

cargando