Review de Halo Infinite: el regreso a los orígenes de Master Chief

"Master Chief" y su saga llevaban demasiado tiempo dormido, Halo Infinite llega para Xbox y PC y nos devuelve la esperanza y alegría de tener de regreso a uno de los videojuegos más importante en la industria.

Años atrás, cuando los videojuego single player eran más valorados, la gente hacía filas y aclamaba por obtener una copia de Halo y poder adentrarse en su campaña y su experiencia completa. En los tiempos actuales, donde la industria está dominada por videjuegos free to play y con contenido actualizable, un lanzamiento como el de Halo Infinite, que busca volver a sus orígenes, pero con contenido novedoso siempre es bienvenido y bien valorado.

Halo Infinite presentó su trailer de anuncio en la E3 del 2018, donde prometía llegar de la mano de la nueva Xbox Series X/S. Pero sus tragedias y pecados comenzaron cuando liberaron el primer gameplay en la Xbox Showcase, los fans hicieron eco de su jugabilidad y llenaron intenret de Memes. Microsoft tuvo que aceptar, hacer un mea culpa y retrasar el título un año completo.

Y estamos en la fecha exacta, un año ha pasado de ese percance y ya hay miles de personas disfrutando su multijugador gratuito. 343 y Microsoft apostaron por separar la campaña del multijugador, y eso le ha dado un impulso increíble al título, sin duda una decisión acertada.

Desde los primeros gameplays que tuvimos del online, habían sospechas de que estabamos en vista de un verdadero juegazo y un regreso a los orígenes de Halo, probar la campaña con el acceso anticipado terminó por ratificar nuestras teorías.

El videojuego en si es un homenaje a la historia del "jefe maestro" y especialmente a la franquicia, con guiños directos a Halo 1 y 4. Por lo mismo se recomienda jugar sus títulos previos, aunque su campaña también se puede disfrutar de manera independiente.

Esta nos ubica varios meses después de lo ocurrido en Halo 5, en donde Master Chief fue derrotado por el lider de Los Desterrados y queda a la deriva en el espacio. Un piloto humano lo encuentra y lo reactiva para contarle la realidad de la situación...

Su gameplay si bien innova en muchas mecánicas, no es nada de otro mundo y nos devuelve a lo clásico, oleadas y oleadas de enemigos para llegar de un punto a otro, con un Masterchief que nos entrega mucho protagonismo y características de un héroe puro, para después mostrarnos su lado más sentimental y humano.

Su desarrollo y construcción, la podemos ver como nunca en este título, el sólo hecho de que el juego comience con un Master Chief vulnerable ya da para pensar de lo que nos podremos encontrar en el futuro. Tanto llama la atención que incluso a veces quitamos la atención de la trama principal para centrarnos en el propio protagonista. El juego está guionizado de una manera en que veamos su lado más humano gracias a momentos dramáticos.

Su mundo abierto es de lo más destacado, a diferencia de su anterior entrega que pecaba de ser un título demasiado lineal. Zeta Halo nos tiene un abanico de opciones y posibilidad para explorar, pero sin abusar del contenido, parece ser que todo está perfectamente equilibrado para ir alternando entre las historias principales y las misiones secundarias. Incluso el pulso que se utiliza para marcar cosas importantes facilita demasiado la exploración.

Sin duda el gancho le da un toque especial, un agregado tan simple que a veces cuesta imaginar que no estuviese en otras entregas, la sensación de secuestrar vehículos con él, es espectacular, mover elementos por el mapa y conseguir llegar a lugares elevados es sencillamente genial.

 

La belleza en el campo de batalla
La belleza en el campo de batalla

 

Master Chief nos trae de vuelta su reconocido arsenal de armas como el clásico rifle de la UNSC. Si algo peca el título es de su exceso arsenal, es que podemos encontrar armas y munición por todos lados, incluso llegando al nivel de que es muy difícil quedarnos sin munción sin tener un recambio cerca.

El desafío de la nueva generación de consolas era algo muy importante, este Halo se siente y se disfruta como tal, un título nuevo, con un gameplay fresco y renovado, pero sin perder su esencia que lo hizo tan popular en sus años. El título nos invita a explorar, descubrir y solucionar distintos problemas.

Su acierto final, el multijugador gratuito:

Su multijugador gratuito llega casi como una beta, y su línea de crecimiento es tremenda. Cuenta con dos modos de juegos: escuadrón y batalla campal. Iniciar una partida es sencillo y accesible para cualquiera, independiente si viene del mundo de Halo o de cualquier otro FPS.

El juego es dinámico y muy intuitivo, jugarlo con compañeros es toda una experiencia competitiva, que nos mantiene ocupado de principio a fin, ya sea porque tenemos que tomar una zona, ayudar a un compañero, asaltar una nave o cualquiera de las opciones que nos entrega el título.

El videojuego se puede disfrutar de manera competitiva, jugando clasificatorias o de forma más casual con modos de juego hechos para reír o simplemente pasar un buen rato.

El desafío del multijugador de Halo Infinite era realmente importante cuando pensamos en todas las alternativas gratuitas que existen en el mercado, eso sumado a que se estrenó casi en simultaneo con Battlefield 2042 y Call of Duty Vanguard, dos colosos de la industria que no fueron bien recibidos e hicieron ver realmente bien a Halo.

El multijugador no debe compararse ni ser un preámbulo de la campaña que veremos el 8 de diciembre, es una experiencia por si misma con un potencial de crecimiento increíble. Pases de batalla, misiones semanales y diarias, skins increíbles para personalizar a nuestro spartan.

Al igual de lo que pasó con su campaña, este modo multijugador conmovió desde un principio por traer de vuelta una saga que pedía a gritos un refresh y una actualización para competir de lleno en los tiempos actuales.

Una experiencia de juego sólida, con pocos errores, un juego que se ve muy hermosos gracias a su apartado visual que se acomoda a cada sistema (Xbox One, Xbox Series X/S y PC). Cada batalla es diferente y todo depende de cómo nos adaptemos a ella y cómo utilicemos nuestro arsenal.

Los homenajes a los años de saga y de aventuras de Master Chief están durante toda la experiencia de juego. Nuestro protagonista sigue viéndose imponente con el paso de los años y nos hace recordar que no tiene que sacarse el casco para ser un héroe carismático y en esta oportunidad más humano que nunca.

Nota final: 8,7 de 10

Por: Guillermo Hurtado

Cargando...

cargando