Review sin spoilers de Morbius: El vampiro de Marvel se quedó sin sangre

La última cinta de Sony encabezada por Jared Leto, nos presenta a uno de los clásicos villanos de Spiderman. Una historia con mucho potencial que lamentablemente se convertirá en una de las peores películas de superhéroes.

Luego de los hechos de Spiderman: No way Home y la más que aceptable Venom: Carnage Liberado, parece que todo era próspero para el futuro cinematográfico de Sony. La llegada de Morbius estaba pendiente desde antes de la pandemia, su estreno no fue lo que esperábamos y se nos presentó una de las peores películas de superhéroes del último tiempo.

Michael Morbius es un doctor que sufre una extraña enfermedad, ha vivido durante toda su vida para poder encontrar la cura, cuando parece que su cuerpo no da más, una transfusión de sangre cambia su vida para siempre.

Una narrativa extraña y confusa

El comienzo de la película es por lo menos alentador, el personaje de Michael Morbius llama la atención de inmediato y dan ganas de seguir conociendo más de su historia, pero aquí entramos en uno de sus mayores problemas.

El guion y la narrativa de la película es un desastre, la presentación de personajes secundarios nos dejan mucho que desear, y dificilmente lograremos ver que el Dr. Morbius conecte como se supone debería conectar con ellos.

La cinta busca presentarnos un personaje y su historia de manera poco profunda y rápida, incluso pareciera como si la película quisiese terminar rapidamente, profundizando muy poco en situaciones que requerían un poco más de tacto y sensibilidad. 

Al terminar la película nos damos cuenta que la cinta solo busca expandir el abanico de posibilidades en el spider-verse más que realizar una obra que tenga sentido y una conexión lógica con el Universo Marvel. Hay distintas situaciones que no tienen un análisis y parece ser como si los guionistas dieran por hecho ciertas cosas que quedan sin respuesta y totalmente en el aire.

Para llevar lo anterior a términos prácticos, las motivaciones de los personajes no terminan de encajar ni se terminan de comprender. Matt Smith encarnó al antagonista de la película e incluso días previos declaró que no entiende al personaje y todo fue muy confuso para él.

En los comics, Morbius es un personaje que evoluciona y cambia constantemente, una especie de antiheore. En la película es el protagonista y enfrenta a un villano para seguir su lado moral y más "ético", a pesar de ser lo que es, Michael Morbius sigue intentando estar ligado al lado del bien. Luego de vendernos eso durante toda la película, terminamos con una extraña escena post crédito que nos hace pensar todo lo contrario. Sin conocer el contexto de los comics, saber lo que pasa en la cabeza de Morbius es casi imposible.

El guion y la narrativa de Morbius es espantosa y difícil de entender, su montaje está lleno de incogruencias y parece como si a la cinta final le hubieran hecho infinitos recortes. 

Las peleas son otro punto para hablar: Un sinfín de escenas GCI desparramadas de acción, algo que siempre es bienvenido, ahora terminó por cansar y generar confusión, llegando al punto que a veces no logramos identificar quién está golpeando o por donde se están desplanzando

Jared Leto pasó la prueba

Si hay algo que destacar del filme es cómo funcionaron los protagonistas: Jared Leto (Michael Morbius), Matt Smith (Loxias Crown) y Adria Arjona (Martine Bancroft) pasaron la prueba a pesar del desastre final que es la película. 

De los trers descritos, el Dr. Michael Morbius es evidentemente el que tiene más desarrolla y el que más logra generar una conexión con la audiencia.

A pesar de que su actuación cumplió con nuestras espectativas, Jared Leto aún no logra destacar en un largometraje de superhéroes, lo que a estas alturas al igual que su personaje parece ser una especie de enfermedad que no lo deja tranquilo.

El futuro

A pesar de lo escrito en los párrafos anteriores, las escenas post créditos de Morbius provocan ganas de seguir viendo al personaje y saber qué le deparará al Doctor Morbius en un incierto futuro que se balancea entre el bien y el mal

La película parece ser una pequeña cinta que nos prepara para algo más grande que ni Sony sabe qué es, pero nos dan a entender que algo importante está por venir. Todo esto queda claro cuando días antes del estreno, el director (Daniel Espinosa) habló sin tapujos de la escena post créditos, como basando toda la película en ese final.

 

Cargando...

cargando